22 febrero, 2016
El rostro de Gabriel García Márquez, fallecido en abril del 2014, estarán en los billetes de 50.000 pesos. | ARCHIVO GN
El rostro de Gabriel García Márquez, fallecido en abril del 2014, estarán en los billetes de 50.000 pesos. | ARCHIVO GN

Bogotá

La ceremonia de recibimiento de las cenizas del escritor colombiano Gabriel García Márquez en la ciudad caribeña de Cartagena, se pospuso para la semana del 16 al 25 de mayo, debido a inconvenientes en la agenda de sus familiares, según informaron este lunes fuentes oficiales.

La llegada de las cenizas del Premio Nobel de Literatura (1982) estaba prevista para el pasado 12 de diciembre, pero se pospuso días antes por problemas logísticos de adecuación y construcción de la cripta que se contruirá en el patio central del Claustro de la Merced, una de las sedes de la Universidad de Cartagena.

El pasado 8 de diciembre, las autoridades universitarias anunciaron que el homenaje se llevaría a cabo el 7 de marzo, un día después del cumpleaños del autor de Cien Años de Soledad. Sin embargo, además de los problemas de agenda de la familia de García Márquez, los organizadores debieron hacer cambios en el diseño del mausoleo después de que se encontrara bajo tierra un aljibe del siglo XVII, identificado como "el más grande" hallado en la ciudad amurallada.

"Este es un hallazgo histórico y de patrimonio, es nuestro deber rescatar, conservar, vigilar y hacerlo visible. Por ello es que en común acuerdo con la familia del escritor se postergó la fecha de entrega y apertura al público unos días más", dijo el rector de la Universidad de Cartagena, Édgar Parra, al diario bogotano El Tiempo.

Parra agregó que la esposa de García Márquez, Mercedes Barcha, le pidió en una carta aplazar el acto debido a que a uno de sus hijos "se le han complicado las fechas por motivos de trabajo".

García Márquez nació el 6 de marzo de 1927 en Aracataca, un pueblo del Caribe colombiano, y falleció el 17 de abril de 2014 en Ciudad de México.

El escritor colombiano estudió derecho en la Universidad de Cartagena, ciudad que inspiró parte de su obra y en la que trabajó como periodista y donde siempre mantuvo una casa hasta el final de sus días.