Mezcla Los roles masculinos principales serán interpretados por extranjeras. Protagonistas femeninas serán ticas

Por: Yendry Miranda 29 septiembre, 2014

Bailarines de Praga y Nueva York darán vida a los príncipes y otros personajes mágicos del ballet El Cascanueces, que subirá a escena este 5 de diciembre, en el Teatro Nacional.

Los invitados en esta ocasión son Steven Meléndez (Nueva York), Michal Stipa, Jonas Dolnik y Viktor Kovalinka (todos de Praga), informó el coreógrafo estadounidense Wess Chapman, quien por quinto año consecutivo colabora en el desarrollo de la entrañable obra con las directoras del espectáculo, Patricia Carreras y María Amalia Pendones.

Son jóvenes talentos de la danza clásica. Steven Meléndez, por ejemplo es bailarín principal del New York Theatre Ballet.

También fue solista en el Estonian National Ballet y el Ballet Concierto en Buenos Aires, Argentina.

Michal Stipa, Jonas Dolnik y Viktor Kovalinka, no se quedan atrás con sus atestados: son integrantes del legendario Ballet Nacional de Praga, una de las instituciones de danza clásica con mayor trayectoria en el continente europeo.

Michal Stipa es solista del grupo. Además de su trabajo con el colectivo se ha presentado en diferentes escenarios como Alemania, Austria, Finlandia, Japón, China, Taiwán y otros.

Jonas Dolnik, Viktor Kovalinka son bailarines principales de la compañía. Como parte de su experiencia han participado en obras clásicas y de corte contemporáneo de la agrupación.

Ellos compartirán el elenco con un grupo de bailarinas costarricenses que se han consolidado en cada una de las ediciones de este ballet.

Algunas de las artistas que han crecido con el grupo y que hoy son sus principales figuras son Johanna Castro y Mariana Feoli.

“Es difícil escoger a los bailarines de este ballet porque en América todo el mundo hace El Cascanueces . Todos los bailarines que elegimos están preparados para hacer cualquier parte de la obra; en muchos de los casos la selección se basó, por ejemplo, en que hicieran pareja con nuestras bailarinas. Algunas de ellas son muy altas, así que no podía ser cualquier persona quien las acompañara”, destacó Chapman, que vino este mes a trabajar exclusivamente con el cuerpo de baile de la obra.

El coreógrafo aseguró que la elección no es un llamado caprichoso, se trata de una selección de los mejores bailarines que puedan hacer fusión con las artistas costarricenses.

¿Por qué no hay bailarines nacionales entre los protagonistas? Según explican quienes saben, lo que pasa es que en Costa Rica, aunque hay una gran cantidad de intérpretes masculinos la mayoría se ha especializado en danza contemporánea y no clásica.

Esto ha hecho que El Cascanueces, en primer lugar, deba contratar artistas extranjeros y, en segundo lugar, se haya convertido en semillero y punto de encuentro para los pocos artistas que han decidido especializarse en este arte.

Los frutos ya se van cosechando en la actualidad unos 35 jóvenes dan vida a los papeles secundarios de la obra.

Incluso, ya hay niños que participando en la propuesta; todo un logro para los que han seguido el proceso año con año.

Steven Meléndez. Interamericana de producciones/LN
Steven Meléndez. Interamericana de producciones/LN

“En un país como Costa Rica tener 35 chicos (en el elenco) es algo maravilloso porque existe un estigma para el ballet que todavía se mantiene. Sin embargo, su presencia aquí nos dice que el mundo ya está cambiando”, destacó.

En cuanto a las novedades para este año, el ballet Piotr Ilich Chaikovski contará con modificaciones en las escenas como la fiesta inicial que aparece en el ballet, la coreografía de los copos de nieve y las danzas españolas, dijo Chapman.

El artista confía que al igual que el año pasado los costarricenses respondan positivamente al llamado que hace El Cascanueces.

“La gente siempre amará este espectáculo por su emocionante historia navideña. Al igual que en otros países del mundo en Costa Rica ver esta obra es toda una tradición en diciembre”, comentó.

Lo que viene. A un lustro de que Patricia Carreras y María Amalia Pendones se echaran encima la responsabilidad de asumir la temporada de El Cascanueces , el deseo de desarrollar un nuevo proyecto se ve en el horizonte.

Wess Chapman, quien fue primer bailarín del American Ballet Theatre y en la compañía neoyorquina The Suzanne Farrell Ballet, está decidido a acompañarlas en el proceso; sin embargo, no es fácil echarlo a andar.

“Necesitamos recursos para contratar bailarines, siempre las limitaciones son económicas”, aseguró Flor Carreras, representante de Interamericana de Producciones, empresa que produce el ballet, quien pese a reconocer que no todo es tan sencillo, espera estar trabajando en la producción de un ballet adicional a El Cascanueces en dos años.

Etiquetado como: