El artista y arquitecto conocido por sus enormes instalaciones con materiales reciclables habilitó una opción de crowdfunding para financiar materiales y mano de obra

Por: Natalia Díaz Zeledón 12 mayo
Francesco Bracci posa bajo 'Guanacaste de lata', una instalación construida dentro del Parque La Libertad en Desamparados.
Francesco Bracci posa bajo 'Guanacaste de lata', una instalación construida dentro del Parque La Libertad en Desamparados.

Sin lugar a dudas, Francesco Bracci viajará a Suecia a finales de mayo. El artista y arquitecto aseguró que recibió un espacio privilegiado en la bienal OpenArt en Suecia, una de las pocas celebraciones en el mundo que están completamente consagradas al arte en espacios públicos.

El costarricense representará a la región centroamericana con Downward Spiral, un colorido túnel que construirá en la ciudad sueca de Örebro, utilizando como materia prima a 3.000 cajas de cerveza.

Según las estimaciones que Bracci realizó junto al curador de OpenArt, Lars Jonnson, los materiales y la mano de obra para la construcción costarán alrededor de €12.000 (unos $13.200).

Downward Spiral se ubicará en un costado del Castillo de Örebro, una edificación medieval de la ciudad sueca.
Downward Spiral se ubicará en un costado del Castillo de Örebro, una edificación medieval de la ciudad sueca.

Para alcanzar la cifra, el artista organizó un sitio web de recaudación de fondos (llamado en inglés crowdfunding) dentro del cual las personas pueden donar dinero y recibir, a cambio, serigrafías del proyecto.

"Es una especie de trueque, es un intercambio. De cierta forma, integramos a la gente dentro de la propuesta", explicó Bracci sobre la propuesta.

Una impresión de las serigrafías puede adquirirse por $100 en Costa Rica (con costos de envío incluidos);un paquete de tres serigrafías tienen el costo de $275; por último, la serie completa de seis impresiones del proyecto tienen un valor de $500. Las compras y donaciones se pueden realizar por medio de la plataforma electróncia de PayPal o la cuenta bancaria de Bracci en el banco Bac San José.

Bracci es conocido por instalaciones de gran tamaño que construye en espacios públicos con materiales reciclados o con utilidades ambientales como Pulmón urbano (2013) en la Antigua Aduana y El misil (2013) en la Avenida Central. 

La participación de Bracci fue una invitación especial del curador de OpenArt. El artista propuso construir su pieza con cajas de cerveza porque es " un material que podemos encontrar en cualquier parte del mundo". No obstante, pese a su bajo costo, la construcción requiere una grúa que debe contratarse en Suecia.

A la fecha, Bracci contabiliza $1.000 en donaciones. El artista explicó que recolectará "lo que pueda" y cubrirá los gastos de lo que falte para financiar su obra.

Buscar financiamiento

Bracci detalló que encontró la convocatoria para OpenArt en el 2016, justo cuando había cerrado sus inscripciones. La siguiente convocatoria abriría en el 2018 para participar en el 2019.

"Cuando me la encontré acababa de terminar el concurso", afirmó el artista. "Le escribí al curador (Jonnson) y le conté que quería participar (...) Para mi sorpresa, el curador me escribió al día siguiente y me dijo que le había gustado mi trabajo, que lo llamara. Empezamos una conversación que duró cuatro meses".

'Pulmón urbano'. Obra que se instaló el 5 de junio del 2013 frente a la Antigua Aduana. Después de unos meses, mostró la gran contaminación en la zona.
'Pulmón urbano'. Obra que se instaló el 5 de junio del 2013 frente a la Antigua Aduana. Después de unos meses, mostró la gran contaminación en la zona.
'La kaja de cajas' (2010) fue la primera obra de Bracci que usó cajas de cerveza como material de construcción.
'La kaja de cajas' (2010) fue la primera obra de Bracci que usó cajas de cerveza como material de construcción.

Finalmente, hace tres meses, OpenArt invitó de forma oficial a Bracci para que trabajar un proyecto en el Castillo de Örebro, una edificación medieval que es muy simbólica dentro de la ciudad. Bracci diseñó una construcción "funcional" que permite "conectarse visualmente con el lago" que rodea al Castillo.

"Es una bienal que dura tres meses, todo el verano. Cada espacio de la ciudad tiene alguna instalación, algún proyecto artístico", explicó Bracci sobre la actividad. "Lo que pasa es que como son tantos proyectos, la organización no cubre todos los costos. Más el mío que entró fuera de concurso. La bienal colabora con el artista dándole el hospedaje, el tiquete aéreo y la logística. Usualmente cada artista busca apoyos".

No obstante, conseguir esos apoyos no ha sido fácil, dice Bracci, sobre todo sin acceso a fondos públicos concursables.

"C uando uno busca apoyo a nivel estatal para artistas, no hay", aseguró. "Dan incentivos de exportación a los productores, pero de repente como país también podemos exportar arte, ciencia y tecnología (...) Intenté buscar apoyo a nivel estatal y no lo encontré. Ha sido muy escaso contar con apoyo a nivel de gobierno, a nivel país".

Usualmente, Bracci ha conseguido financiar varios de sus proyectos por medio del apoyo de la empresa privada. En esta ocasión, contó el artista, decidió explorar la opción de crowdfunding y sus posibilidades de colaboración.