Participación de artistas en bienales y otros concursos fue muy exitosa

 23 diciembre, 2010
Pantalla completa Reproducir
1 de 6

El año que está por finalizar fue muy provechoso para la proyección internacional de las artes visuales, el diseño y la arquitectura con sello costarricense.

La participación de artistas, diseñadores y arquitectos ticos en bienales y otros encuentros de renombre mundial fue numerosa y, además, muy destacada.

Del 4 de junio al 12 de setiembre, la 31.ª edición de la Bienal de Pontevedra en Galicia, España fue el epicentro de la creación artística y tuvo como hilo conductor la historia, la cultura, la situación política y el desarrollo socioeconómico de Centroamérica y el Caribe. “La delegación” tica contó con 10 artistas individuales como Priscilla Monge, Federico Herrero, Joaquín Rodríguez del Paso, Rolando Faba y Lucía Madriz así como tres agrupaciones, una de ellas integrada por José Díaz, María Montero y Jhafis Quintero, que presentaron el proyecto Indubia Tempora. Todos fueron invitados por el curador general de la bienal, Santiago Olmo.

También en setiembre tuvo lugar la IV Bienal Internacional de Arte en Pekín, China cuyo tema central fue la reflexión sobre el ambiente por medio de la creación artística. Las “embajadoras” creativas costarricenses fueron Li Briceño, Silvia Monge y Ana Beatriz Sánchez integrantes de la Asociación Asociación Costarricense de Artistas Visuales, cuya presidenta, Rosemary Gólcher, también participó como ponente en un simposio.

Durante el mes de noviembre, la ciudad de Managua, Nicaragua fue la sede de la VII Bienal de Artes Visuales del Istmo Centroamericano (BAVIC Siete) en la que los ticos Alexánder Arias, Edgar León, Mauricio Miranda, Joaquín Rodríguez  del Paso, Guillermo Vargas y Elena Wen pusieron a dialogar sus obras de arte contemporáneo con creaciones provenientes de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá.

Las obras costarricenses fueron realizadas en varias técnicas y se caracterizaron por su contenido crítico sobre la situación social y política en Centroamérica.

Por su parte, los diseñadores no se quedaron atrás y llevaron sus mejores propuestas a la II Bienal Iberoamericana de Diseño que se celebró del 24 al 26 de noviembre en Madrid y a la que acudieron creadores de América Latina, España y Portugal. Costa Rica estuvo representada por Priscilla Aguirre, Duilio Chiapella, Rodolfo Morales, Paulina Ortiz y Gian Carlo Sandoval que participaron como diseñadores “destacados”.

Reconocimientos.El 2010 también le dejó al arte costarricense varios premios internacionales.

Un enorme brassiere de 1,65 metros de alto por 2,20 metros de ancho denominado Wonderbra le valió a la artista costarricense Alejandra Gutiérrez un reconocimiento en la IV Trienal Internacional de Fibras y Arte Textil de Riga, en Letonia. El jurado decidió otorgar el premio especial de la AB. LV. Public Foundation de Latvia a la obra textil de Gutiérrez por ser “la pieza de mejor conceptualización, actualidad e innovación”.

Asimismo, el diseño arquitectónico en armonía con la naturaleza también fue reconocido internacionalmente.

El arquitecto Benjamín García Saxe obtuvo el primer premio en la categoría "Casa privada" en el prestigioso certamen World Architecture Festival 2010 por su proyecto Un bosque para una admiradora de la Luna.

Por otra parte, Los arquitectos costarricenses Roberto Rivera y Ana Ulloa obtuvieron el premio "Cinco estrellas’ a la mejor arquitectura de "Vivienda unifamiliar" de Costa Rica en el certamen Americas Property Awards con su Residencia Triangulo ubicada en Ostional, Guanacaste. Su colega Jaime Rouillon fue honrado en la misma categoría por su proyecto South House una lujosa residencia en Nosara, Guanacaste.

Etiquetado como: