Por: Fernando Chaves Espinach 25 agosto, 2013

La pintura y sus variantes, la fotografía y sus exigencias, así como la variedad del cine llenan miles de páginas en la Feria del Libro. Los amantes de las artes tienen más de una razón para explorar los pasillos de la Antigua Aduana.

Clásico. El puesto de México ofrece libros de sus artistas. Albert Marín.
Clásico. El puesto de México ofrece libros de sus artistas. Albert Marín.

El stand de México ofrece publicaciones sobre algunos de sus artistas más célebres, como Diego Rivera y Gunther Gerzso. Asimismo, tiene libros de fotógrafos y una abundante selección de títulos sobre arqueología e historia de sus milenarias culturas. En los puestos de librerías grandes, como la Internacional y la Lehmann, se muestran ediciones dedicadas al arte universal.

Uno de los encargados del puesto de Fundación Teorética, Juan Carlos Álvarez, explicó la oferta de su estand: “Aquí tenemos libros sobre la teoría del arte contemporáneo, y catálogos de exposiciones que se han celebrado en la Fundación, y libros de artículos sobre el arte contemporáneo”.

Por su parte, la Librería Central se especializa en las artes de la imagen. “Tenemos libros de cine y fotografía, sobre películas, directores, teoría de guion, manuales técnicos y guías de actuación, así como libros de fotógrafos y postales, y fotografías de dos costarricenses: Pablo Cambronero y Esteban Chinchilla”, explicó su dueña, Silvia Piranesi.