El marsupial más querido por los gamers vuelve en alta definición. El videojuego Crash N. Sane Trilogy revive las mejores aventuras de Crash y mantiene toda su esencia... hasta los yerros.

 2 julio

Crash, uno de los personajes más queridos por los videojugadores, regresa con gráficos remozados pero con la misma locura que nos cautivó en 1996.

Un año antes del lanzamiento, los desarrolladores Taylor Kurosaki y Bob Rafei vieron por primera un PlayStation en una demostración de en Las Vegas. Era el primer contacto que tuvo Sony con los creadores de videojuegos norteamericanos.

Los dos empleados del estudio Naughty Dog– conocido en ese entonces solo por su título Ring of Powers – probaron la consola que innovó en ese entonces con sus gráficos en tres dimensiones.

Los dos programadores salieron de esa sala con una dinamita en la cabeza. Ambos sabían que su próximo proyecto tenía que proyectarse en una PS.

Meses después Kurosaki y Rafei diseñaron a una criatura inestable de ojos saltones y peinado de surfista californiano. Este animal llevaba unos jeans rotos, zapatos rojos, unos guantes de cuero y transpiraba punk angelino por todos sus poros.

El juego Crash Bandicoot salió al mercado y fue un éxito. La crítica lo amó y se ganó– de manera no oficial– el listillo de mascota de la compañía. Mario y Nintendo tenían competencia.

El éxito en ventas convenció a Universal Studios (dueño de la franquicia) de invertir en dos secuelas y dos juegos de carreras: – Team Racing y Bash .

Por su parte, el estudio Naughty Dog ganó renombre y credibilidad para trabajar en las Jak and Daxter , Uncharted y The Last of Us.

En el 2000, Universal Studios hizo de Crash un título multiplataforma y se lanzaron diez títulos más de este intrépido marsupial; sin embargo pasaron por el catálogo de videojuegos con más pena que gloria.

Parecía que el nombre de Crash iba desaparecer, como le ha pasado a tantas joyas del pasado como Megaman y Conker.

El panorama no era alentador hasta que Sony sorprendió a todos los gamers , sobre todos a los de la vieja escuela, con el anuncio de la remasterización de las tres primeras entregas de la saga. La aventura continúa.

El videojuego Crash N. Sane Trilogy , disponible por ahora solo para la consola PS 4, contiene las tres primeras aventuras del marsupial: Crash Bandicoot (1996), Cortex Strikes back (1997) y Warped (1998).

El estudio encargado de esta remasterización, Vicarious Visions, pulió los detalles visuales con gráficos de última generación. El resultado final es formidable y no tiene nada que envidiarle a una a producción de los estudios Pixar o DreamWorks.

Por ejemplo, la caballera del marsupial se mueve con el viento y su reflejo se ve sobre el agua. Las niveles en el espacio están llenos de luces y efectos.

Pero lo más importante es que la jugabilidad se mantiene intacta a la de hace 20 años.

Esta trilogía coloca al marsupial en juego de plataformas similar a Super Mario World, Donkey Kong Country p ero en tres dimensiones. En estos recorridos Crash deberá superar obstáculos, recolectar frutas y enfrentarse a enemigos.

Algunas pantallas dan ese desafío que solo se puede superar después del segundo intento o a veces hasta el tercero o del cuarto o hasta los suficientes.

Precisamente ahí radica una de las problemáticas de este videojuego que afina los detalles visuales pero sufre por su jugabilidad tosca, las físicas son tan anticuadas que varios obstáculos requieren de muchos intentos para ser superados.

Los niveles son los mismos y las batallas contra los malvados secuaces del doctor Cortex, el antagonista de la historia siempre dejan una sonrisa. Además se presentan nuevas adiciones como que el jugador puede usar a Coco, la hermana de Crash.

Este es un paquete es ideal para todos los gamers que crecieron en la década de los 90’s y sudaron tacacos para dominar los primeros videojuegos en tres dimensiones. Crash N. Sane Trilogy es un remake fiel a la obra original, tanto que no se atrevió a corregirle los errores.

Si usted es un fan que creció al lado del marsupial entonces este juego es para usted, si no lo es entonces no sería la mejor experiencia.