Por: Alexánder Sánchez 11 julio, 2013

Entre jaegers y kaijus, la batalla de Titanes del Pacífico es simplemente magia y belleza visual. ¿Cómo no iba a serlo, cuando la chispa de Guillermo del Toro y los genios de Industrial Light & Magic (ILM) está involucrada en su creación?

A la experiencia de ILM, engrosada por la saga original de Star Wars , E.T. El extraterrestre y Jurassic Park , entre otros éxitos, se le sumó la pasión de un Del Toro dispuesto a llegar a la cima del cine comercial y al éxtasis de los efectos especiales.

Así, ambas fuerzas intelectuales crearon fantásticos escenarios en 3D y ejecutaron batallas épicas que, en Titanes del Pacífico , se plasman en tierra, mar y aire.

Según las notas de producción, la naturaleza global de la guerra contra los kaijus se refleja en el diseño de los jaegers , cada uno identificado por su país de origen.

Los cuatro jaegers que luchan en el filme son Gipsy Danger, de EE. UU.; Crimson Typhoon, de China; Cherno Alpha, de Rusia; y Striker Eureka, de Australia.

“Fue titánico coordinar toda la labor artística, para que visualmente fuera una cinta riquísima. Un filme en el que los colores, las texturas, las formas y todo contribuyeran a contar la historia. Que lo artístico nunca se perdiera en lo técnico”, afirmó Del Toro.

También se tuvo mucho cuidado en el diseño de los kaijus . Del Toro y ILM perfilaron unas criaturas con la esencia pura del kaiju japonés, pero cuyas capacidades destructivas se vieron enriquecidas por las más avanzadas técnicas de animación y diseño digital.