La actriz italiana fue la dedicada del festival.

 24 mayo, 2014

La actriz italiana Sophia Loren y el director estadounidense Quientin Tarantino fueron este sábado los grandes protagonistas de la alfombra roja de la ceremonia de entrega de premios de la 67 edición del Festival de Cine de Cannes.

La italiana, estrella de un certamen que ha rendido homenaje a su larga trayectoria, subió los 24 escalones de la gloria mediterránea del sétimo arte con vestido largo negro de lentejuelas con escote de pico y gargantilla de plata.

Tarantino, ganador de la Palma de Oro hace dos décadas y encargado de presentar el filme de clausura de la presente edición (Por un puñado de dólares, de Sergio Leone), acudió al Palacio de Festivales con corbata y gafas de sol, agarrado de la mano de Uma Trhuman, que lucía vestido blanco con bordado de pájaros en el escote y pelo recogido en moño.

Otra de las estrellas de la alfombra roja, flanqueadas por dos densas columnas de fotógrafos y cámaras a los que los propios artistas retrataban con sus teléfonos móviles, fue el actor estadounidense Michael Madsen, que lució camisa negra, pajarita dorada y flor, también en oro, en la solapa.

De traje azul, Jane Campion, la presidenta del jurado, arribó acompañada por el resto de miembros encargados de elegir al ganador de la Palma de Oro.

Sofia Coppola, con cuello redondo y manga corta, Gael García Bernal, de smoking, y Willem Dafoe, de traje y corbata, la iraní Leila Hatami, con traje negro de tirantes, la actriz coreana Jeon Do-Yeon, la francesa Carole Buquet, vestido plateado, el director chino Jia Zhangke y el danés Nicolas Winding Refn.