Las dos caras La película Lost River en su debut como director hizo que sus fans lo admirasen mientras que los críticos lo destruían

 21 mayo, 2014

Cannes, Francia AFP Aclamado por cientos de chicas que lo esperaban frente a su hotel, el actor canadiense Ryan Gosling fue la estrella ayer del Festival de Cannes, pero su filme Lost River –el primero que dirige– no fue aprobada por la crítica.

Revuelo. El actor y ahora director causó furor entre sus fans ayer. AFP
Revuelo. El actor y ahora director causó furor entre sus fans ayer. AFP

La oscura y sangrienta película, que fue presentada en la selección oficial Una cierta mirada , con la seductora Christina Hendricks (de la serie Madmen ), era una de las más anticipadas de esta edición 67, y una fila gigantesca se formó frente al teatro dos horas antes de la presentación.

Hubo abucheos y aplausos en la sala, tras la proyección del filme.

Muchos críticos se lanzaron a las redes sociales. Incluso interrogaban si el filme –que cuenta en su elenco con Eva Mendes, novia de Gosling–, figuraría en la sección oficial del festival más prestigioso del mundo si su director no fuera un actor cotizado de Hollywood.

Esta fue la opinión de Peter Bradshaw, del diario británico The Guardian . “Si Ryan Gosling no fuera una estrella, nunca lo habrían dejado dirigir”, escribió el crítico.

“Una película de estudiante, hecha por profesionales de la industria”, dijo Twitch Film en un tuit sobre el filme que compite en la categoría de directores emergentes.

La crítica de The Times reprocha que su influencia es una “mezcolanza de (directores) Lynch, Refn y Edward Hopper. De mala manera”, opinó esa revista.