Aunque el hoyo de la droga casi se lo traga, el Iron Man del cine se levantó como el ave Fénix y en tan solo una década se convirtió uno de los actores más exitosos, cautivadores y emblemáticos de Hollywood.

Por: Alexánder Sánchez 14 abril, 2015

A Robert Downey Jr. se lo dio por muerto, artísticamente, al menos un par de veces. Aquello ocurrió en los años 90, cuando su carrera parecía totalmente acabada.

Robert Downey Jr: un cincuentón con pegada
Robert Downey Jr: un cincuentón con pegada

Introducido desde chico al mundo de las drogas, debido a los problemas de adicción que abatieron por siempre a su padre –el cineasta Robert Downey–, el actor tocó fondo en 1996 cuando la Policía lo detuvo por conducir bajo los efectos del alcohol.

Y había más: en el baúl del auto tenía varias drogas –entre ellas heroína– y un arma.

Después, lo de siempre: salió bajo fianza, fue a rehabilitación, se escapó y todo volvió a empezar. En los siguientes tres años, el actor registró media docena de entradas y salidas de clínicas de rehabilitación.

Así se retrata una pequeña pero oscura parte del pasado de Downey Jr., flamante actor que el 4 de abril cumplió 50 años de vida levantando varias copas en el mundo del cine: la del hombre sexy, la del actor mejor pagado de Hollywood y la del imán por excelencia para las producciones más pegadas del momento.

¿Iron Man, Sherlock Holmes y Los Vengadores? Sí, Downey es la estrella de todas ellas, demostrando que el actor no murió en ninguno de los sentidos de la palabra. Si a los 30, dos de cada tres cosas que tocaba Downey Jr. se convertían en un escándalo, ahora, al llegar a los 50, la cosa se invierte radicalmente.

Pero el camino a la cima, tal como lo relatan los primeros párrafos de este artículo, no se tornó nada fácil para el intérprete: en 1999, un juez condenó a Downey Jr. a tres años de prisión. El actor salió un año después y continuó con sus intentos por regresar a una industria que hasta entonces se le hacía algo esquiva.

Eso sí, hay que reconocer que cuando el intérprete se convirtió en noticia más por sus problemas que por sus películas, Downey Jr. ya era un actor reconocido en la pantalla grande.

Millonario. | SEGÚN LA REVISTA FORBES, ROBERT DOWNEY JR. GANA $75 MILLONES AL AÑO, LO QUE LO UBICA COMO EL ACTOR MEJOR PAGADO DE HOLLYWOOD. THE NEW YORK TIMES PARA LN
Millonario. | SEGÚN LA REVISTA FORBES, ROBERT DOWNEY JR. GANA $75 MILLONES AL AÑO, LO QUE LO UBICA COMO EL ACTOR MEJOR PAGADO DE HOLLYWOOD. THE NEW YORK TIMES PARA LN

En esa época, él ya era la figura de Chaplin (1992) –filme que le valió el premio Bafta y su primera nominación al Óscar de la Academia–, la estrella de Vidas cruzadas (1993) y también de Asesinos por naturaleza (1994).

Atrás habían quedado los impulsos de una joven estrella que debutó a los cinco años en la cinta Pound (1970) –dirigida por su padre–, y que divirtió a muchos con sus ocurrencias en el show televisivo Saturday Night Live (1984), y quien logró su primer protágónico en la comedia romántica The Pick-up Artist (1985).

De cara a Hollywood, en defnitiva, Downey Jr. prometía, pero su talento se vio disminuido tanto por su genio como por sus adicciones. Estaba en el hoyo.

El cambio. "O las drogas o yo", ese fue el dilema que le planteó la actual esposa del actor, Susan Levin, al formalizar una relación que data del 2005. Según reconoció el propio Downey Jr., a Penthouse, ese fue su punto de inflexión.

La advertencia no era para menos. Unos años antes, justo cuando el actor regaba veneno encarnando a un abogado en la serie Ally McBeal, el fantasma de sus adicciones volvió a golpearlo.

Por ese papel, Downey Jr. ganó un Globo de Oro y los índices de audiencias subieron como la espuma; pero, tras ser detenido por consumo de drogas, se dio por terminado su papel en la serie. ¡Volvió a caer!

“Es como tener un arma cargada en la boca y el dedo en el gatillo. Sabes que en cualquier momento se va a disparar, pero te gusta el sabor del metal”, dijo el actor sobre su traicionera adicción.

Robert Downey Jr: un cincuentón con pegada
Robert Downey Jr: un cincuentón con pegada

En ese momento, no cualquier productor se arriesgaría a apostar por un actor de innegable talento pero de genio tan impredecible. Pero claro, siempre hubo quien.

En su segunda película como director, Buenas noches y buena suerte (2005), George Clooney fue uno de los primeros en confiarle un nuevo rol importante.

Definitivamente y sin temor a objeciones, luego de escoger entre su esposa y la adicción que lo carcomía, las cosas comenzaron a cambiar de forma radical.

Luego de Buenas noches y buena suerte, le siguieron filmes como Una mirada a la oscuridad (2006) y el drama El solista (2009).

En 2008, Downey Jr. obtuvo su segunda nominación al Óscar gracias a su papel en la comedia Tropic Thunder (2008), de Ben Stiller, y el mismo año tocó la cima de Hollywood como el carismático multimillonario Tony Stark, en la saga de Marvel Iron Man.

Desde ese entonces, Downey Jr. consiguió que ese superhéroe sea imposible de despegar de su nombre. Entre las tres entregas de Iron Man, la saga lleva recaudados más de $2.300 millones de taquilla, y una gran parte de esa cifra se debe al desempeño notable de Downey Jr.

En tan solo un lustro, el mismo actor que era ignorado por los estudios pasó a ser la pieza de cambio más preciada de todas. Con Los Vengadores, volviendo a encarnar a Iron Man, lo reafirmó.

De hecho, Downey pidió a Marvel un sueldo de $100 millones para continuar con las próximas dos entregas de Los Vengadores. Josh Whedon, el director, fue claro: “Sin Downey Jr. no hay Los Vengadores”. Y Marvel accedió, claro.

Ante tales caprichos y con una ganancia estimada de $75 millones anuales, Downey Jr. es el actor mejor pagado de Hollywood según la revista Forbes.

En 2010 fue convocado por Todd Phillips (¿Qué pasó ayer?) para protagonizar Todo un parto junto a Zach Galifianakis, lo que significó otro taquillazo.

Se trató del descanso entre Iron Man y el otro gran hit de su filmografía: Sherlock Holmes. Bajo la dirección de Guy Ritchie y coprotagonizado con Jude Law, Downey Jr. encarnó al clásico investigador británico por primera vez en 2009.

Aquella película recaudó más de $516 millones, comprobando que la marca Downey Jr. cotiza al alza e impulsa, como no podía ser de otra manera, una nueva saga.

En el 2010 llegó la segunda parte de Sherlock Holmes y en la agenda del actor ya figura la tercera, con estreno previsto para la segunda mitad de este año.

De hecho, el 2015 viene muy cargado para Downey. Además de encarnar al detective británico, volverá a enfundarse en el traje metálico de Iron Man para encabezar la legión de superhéroes más exitosa de la gran pantalla.

Los Vengadores: La era de Ultrón, se estrenará en Costa Rica el el jueves 30 de abril. Downey Jr., otra vez, estará al frente de un reparto estelar donde lo acompañan Scarlett Johansson, Chris Hemsworth, Mark Ruffalo, Jeremy Renner y Chris Evans.

Y para confirmar que sin Downey Jr. no hay Marvel en el cine, el año próximo Iron Man aparecerá en Civil War, la tercera cinta de Capitán América.

Diez videos para la historia: Memorias de una leyenda fílmica

1) Pound (1970): A la tierna edad de cinco años, así se veía Robert Downey Jr. en la cinta Pound (1970), primer película en la que actuó la estrella. La cinta fue dirigida por su padre.

2) El primogenito (1984): Ya como adolescente y después de trabajar en la cinta Baby It's You, el actor trabajó en El primogénito (Firstborn), uno de los primeros papales de Downey Jr. en Hollywood.

3) Saturday Night Liver (1985):En 18 capítulos de Saturday Night Live, Downey Jr. demostró sus capacidades histriónicas en múltiples sketchs cómicos. Su atrayente personalidad impactó a todos.

4) The Pick-up Artist (1987): Tras su exitoso paso por Saturday Night Live, el director James Toback reconoce su talento y le ofrece su primer papel protagónico en la comedia The Pick-up Artist.

5) Air in America (1990): Rozándose con grandes actores de Hollywood, Downey Jr. protagonizó Air America junto a Mel Gibson. La cinta es un thriller aéreo sobre el tráfico de heroína.

6) Chaplin (1992): Por encarnar a Charles Chaplin en el drama Chaplin. Downey Jr. conquistó el premio a mejor actor en los premios Bafta y fue nominado al Óscar por primera ocasión.

7) Ally Mcbeal (2000): En la serie Ally Mcbeal, Downey Jr. estelariza a un abogado que sale con la protagonista. Por ese papel, el actor ganó un Globo de Oro a mejor actor de reparto.

8) Thopic Thunder (2008):Por Tropic Thunder, Downey Jr. alcanzó otra nominación al Óscar, esta vez como actor secundario. En la cinta encarna a un "actor famoso" rodando una cinta sobre Vietnam.

9) Iron Man (2008): Inician los días de Downey Jr. en la armadura de Iron Man. Además de las tres cintas de la saga, ha dado vida al superhéroe en Hulk (2018) y en Los Vengadores (2012).

10) Sherlock Holmes (2009): Su trabajo como el detective inglés le valió una nominación a los Globos de Oro por Sherlock Holmes. Tan exitosa ha sido esa serie que este año se convertirá en trilogía.