Abdellatif Kechiche, ganador del máximo galardón del Festival de Cannes en el 2013 por La vida de Adèle, venderá su premio para pagar la posproducción de otro filme

Por: Fernando Chaves Espinach 7 junio
La vida de Adéle, conocida en inglés como Blue is the Warmest Color, fue una de las películas mejor recibidas por la crítica en el 2013.
La vida de Adéle, conocida en inglés como Blue is the Warmest Color, fue una de las películas mejor recibidas por la crítica en el 2013.

Redacción

Abdellatif Kechiche, ganador del máximo galardón del Festival de Cannes en el 2013 por La vida de Adèle, venderá su premio para pagar la posproducción de su siguiente filme. Financiar películas no comerciales es difícil en todas partes, pero la drástica medida ciertamente resulta sorprendente.

The Hollywood Reporter informa de que la nueva cinta de Kechiche, Mektoub, My Love, tropezó con dificultades financieras debido a que el banco que la financiaba bloqueó su línea de crédito.

Con el proyecto suspendido, Kechiche optó por comunicar a la revista especializada que subastará la Palma de Oro, quizá el premio más prestigioso del mundo cinematográfico, así como pinturas al óleo que formaron parte de la utilería de La vida de Adèle (conocida en inglés como Blue Is the Warmest Color).

El banco es Cofiloisirs, una de las dos entidades financieras más significativas para la industria cinematográfica francesa, según The Hollywood Reporter. Kechiche no reveló a The Hollywood Reporter cuánto dinero necesita para concluir el proyecto.

Basada en el cómic autobiográfico El azul es un color cálido, de Julie Maroh, la cinta de Kechiche ha sido una de las más célebres ganadoras recientes de la Palma de Oro, con su historia de una adolescente que se enamora de una artista y transforma su vida conforme descubre su sexualidad.

En aquel momento, la cinta suscitó tantas críticas positivas como negativas, pero sobre todo amplia discusión en torno a la representación de la sexualidad lésbica y el amor entre mujeres presentes en el filme. Para rematar, poco después de la ceremonia de premiación en Cannes, una de las protagonistas, Léa Seydoux, criticó duramente al cineasta, y dijo que jamás trabajaría con él de nuevo.

Seydoux y su coprotagonista, Adèle Exarchopoulos, consiguieron varios prominentes roles tras el éxito internacional de la cinta. Kechiche, tunecino, era reconocido antes de Adèle por cintas como Venus Negra (2010) y El secreto del grano (2007).