Por: Alexánder Sánchez 26 abril, 2013

Llegó la hora de los feos, del amor y de la risa. Después de veinte años, una pareja nada agraciada se vuelve a cruzar en el camino y descubre que su historia podría tener futuro.

Ayer, en el cine Magaly, se estrenó Que se mueran los feos (2010), comedia española dirigida por el director Nacho G. Velilla.

“Eliseo (Javier Cámara) es feo, cojo, está soltero y nunca ha conocido el amor. Nati (Carmen Machi ) es fea, le falta un pecho y está separada, pero tampoco conoce el verdadero amor”, dice la sinopsis de la película.

En medio del dolor por la muerte de su madre, Eliseo piensa que lo peor de su vida está aún por venir, sobre todo después del trágico deceso de su progenitora.

Sin embargo Nati, quien sufre por la infidelidad de su marido, piensa todo lo contrario a Eliseo. El corazón de ella está dispuesto a amar, vivir y experimentar nuevas experiencias.

“Quizá sea ésta la última oportunidad que se les presenta de enamorarse y ser felices”, argumenta el tráiler de la película.

Después de un concurso de vacas, que se realiza muy cerca de la granja donde vive Eliseo, ambos sentirán que algo se enciende entre ellos.

“A la cinta le llamamos anticomedia romántica. Estaba cansado del tópico ese de que el millonario se enamora de la chica joven y bonita. Queríamos algo normal”, dijo Velilla a la revista Ideal , de España .

“También he huido del cambio típico de las comedias americanas: eso de que el feo se vuelve guapo; y chulo, y la niña mimada... Aquí, las personas feas siguen siendo feas y los pobres, pobres”, agregó el director.

Que se mueran los feos es una película exclusiva para mayores de 18 años. El Magaly la exhibe en funciones de 4, 6 y 8 p. m. La entrada general tiene un costo de ¢ 2300 , mientras que para estudiantes y ciudadanos de oro se debe cancelar solo ¢1800.

Etiquetado como: