Por: Gloriana Corrales 18 febrero

La tragicomedia romántica de la directora húngara Ildikó Enyedi sobre dos personas aisladas, On Body and Soul, se alzó con el Oso de Oro en el festival de cine de Berlín.

Enyedi se convierte así en la primera mujer en alzar dicho galardón desde 2009, cuando la cineasta peruana Claudia Llosa ganó el premio a mejor película por La Teta Asustada.

Por su parte, el Oso de Plata fue para Toivon tuolla puolen (The Other Side of Hope), del finlandés Aki Kaurismäki, quien decidió no subir al escenario para recoger el galardón.

Felicité, una cinta franco-senegalesa dirigida por Alain Gomis, se quedó con el Gran Premio del Jurado, por la historia de una mujer congolesa que debe reunir fondos para una intervención quirúrgica que requiere su hijo.

Además, la coreana Kim Minhee se quedó con el premio a mejor actriz por su rol en el drama On The Beach At Night Alone, mientras que el de mejor actor fue para el alemán Georg Friedrich, de Bright Nights.

El rechazo y las humillaciones que afronta una mujer transgénero también hicieron que la cinta chilena Una mujer fantástica, del director Sebastián Leilo, se llevara el premio a mejor guion, así como una mención especial del jurado y el Teddy a mejor película de contenido Lgbti.

En esta edición de la Berlinale se exhibieron 399 filmes y se estima que se vendieron unos 330.000 boletos para sus funciones a lo largo de 10 días.