Este sábado, los capitalinos fueron sorprendidos por las música, ritmo y colorido de varios conjuntos musicales de la zona San José, que mostraron lo mejor de sí con miras al desfile navideño más importante del año.

Por: Alexánder Sánchez 5 agosto
Bandas josefinas lucieronsus mejores galas en la primera audición del Festival de la Luz
Bandas josefinas lucieronsus mejores galas en la primera audición del Festival de la Luz

"Excuse me. ¿Fiesta hoy en San José or what?", le preguntó extrañado un turista norteamericano a una vendedora ambulante de la Avenida 4, en plena capital.

Celular en mano, en modo grabación, el extranjero le hizo la consulta justo en el momento en que, frente a sus ojos, una banda de marcha pasaba uniformada y tocando pegajosos ritmos. La vendedora sonrió tímida y levantó los hombros. No tenía idea de lo que pasaba, al igual que la mayoría de transeúntes y comerciantes de una capital que, poco a poco, se fue contagiando con la salsa, bolero y tambito que salían de los sonoros instrumentos.

"Creo que es algo del Festival de la Luz", dijo una señora que se metió en la conversación. Tenía razón.

Este sábado, en la plaza de la Cultura, seis bandas de la zona de San José se jugaron la clasificación para la edición 2017 del festival decembrino.

La banda de Acosta fue
La banda de Acosta fue "la que más brilló" en la edición pasada del Festival de la Luz.

Participaron la Banda Café de Tarrazú, la Banda Cedes Don Bosco y la Banda del Colegio Salesiano Don Bosco. Completaron la lista de contendientes la Banda Comunal de Hatillo, la Banda Municipal de Desamparados y la Banda Municipal de Tibás.

Fuera de competencia tocaron también la Banda Municipal de Acosta y la Banda de San José. La primera ya clasificada por haber sido declarada "la banda que más brilló" el año pasado y la segunda por ser la anfitriona del Festival de la Luz.

A las 10:30 a.m., el evento comenzó como un tradicional desfile. Empezó recorriendo la avenida 4 para finalmente detenerse en la plaza de la Cultura. Allí, cada conjunto fue evaluado por los jueces designados por la organización.

Mágicamente, como efecto 'Hamelin', la música arrastró a la gente a la renovada plaza, que en apenas 10 minutos se llenó de curiosos.

"Yo venía pasando por aquí y cuando vi esto tan bonito me quedé", dijo Juliana Jarquín, transeúnte que disfrutó el evento al lado de su pequeña hija.

En su paso por la Avenida 4, en San José, las bandas sorprendieron a los josefinos.
En su paso por la Avenida 4, en San José, las bandas sorprendieron a los josefinos.

A la contienda. La primera banda que hizo presencia en la eliminatoria de ayer fue la de Tarrazú.

El conjunto, que el año pasado alcanzó el tercer puesto en el Festival de la Luz, se mostró dispuesto a subir posiciones y luchar por ser la mejor en la gran noche de diciembre.

"Este año trabajamos mucho y creo que hicimos un trabajo bonito. Sabemos que en el Festival de la Luz están la élite de las bandas y para nosotros sería un honor clasificar de nuevo", dijo Daniel González Chacón, trompetista del conjunto.

La banda de Tarrazú fue una de las más ovacionadas por el público. Su despliegue rítmico y coreográfico, que incorporó de una forma muy vistosa música típica y bailarinas, conquistaron a todos.

Cada agrupación tenía 10 minutos para convencer al jurado y alcanzar así los mayores puntajes. Calificaron disciplina, afinación, balance sonoro, interpretación, calidad de la obra y dificultad, detalló la organización.

Uno a uno, los conjuntos en audición se fueron luciendo ante un público generoso en aplausos. Del Salesiano Don Bosco gustaron los ritmos de lambada; de la representación de Desamparados, su música criolla, y de Hatillo, su oferta tropical.

La Banda Municipal de Tibás, fue una de las más aplaudidas de la jornada.
La Banda Municipal de Tibás, fue una de las más aplaudidas de la jornada.

Sin embargo, una de las bandas que sorprendió gratamente fue la representante de Tibás, que nunca ha ha sido seleccionada entre los participantes oficiales del Festival de la Luz.

"El año pasado estuvimos en el pasacalles, pero nada más. Para nosotros sería un sueño y un orgullo ser elegidos este año", dijo su director Carlos Chacón.

Los tibaseños se diferenciaron de las demás agrupaciones al tocar música de El fantasma de la ópera y utilizar máscaras alusivasen la sección de percusión. El resto de la banda tuvo mucho movimiento coreográfico, alternando con dos bailarines.

"Siempre nos gusta a hacer cosas diferentes. Además de El fantasma de la ópera tocamos Sing, Sing, Sing, de Benny Goofmanm y Fireball, de Pitbull. Tocamos cosas serias y también de fiesta; estamos muy orgullosos y conmovidos por nuestra presentación", agregó Chacón.

Como era de esperarse, la banda que más brilló fue la de Acosta, que, como bicampeona del Festival de la Luz, demostró no está dispuesta a soltar su título.

Así observaron las audiciones cientos de josefinos que se acercaron a la Plaza de la Cultura.
Así observaron las audiciones cientos de josefinos que se acercaron a la Plaza de la Cultura.

"Con humildad venimos a presentarnos. No nos vamos a confiar por haber ganado antes. Vamos dar el mismo esfuerzo. En Acosta están muy orgullosos de nosotros y felices vamos al festival", dijo la saxofonista Daniela Cubero.

La de este sábado fue solo la primera audición de las bandas para el Festival de la Luz. Este domingo 6 de agosto hay otra similar en Orotina, con seis bandas.

Luego se realizará otra en Cañas para los conjuntos de Guanacaste y otra en Limón para los del Caribe. En total hay 30 bandas inscritas y se elegirán únicamente 12. Los resultados se darán a conocer a final de mes.