En Éxodo: dioses y reyes , nueva película sobre una historia bíblica harto conocida, Christian Bale encarna al elegido para librar al pueblo hebreo del yugo de Egipto

Por: Alexánder Sánchez 1 enero, 2015

“No intento competir con Charlton Heston”; con esta frase, Christian Bale se curó en salud. Al igual que el legendario actor de Los diez mandamientos , el intérprete se metió en la piel de Moisés, uno de los personajes bíblicos más importantes del Antiguo Testamento.

Según la crítica internacional de Éxodo: dioses y reyes (2014)– filme que se estrena hoy en Costa Rica –, lo que el actor anunció queda en evidencia en la película y va un poco más allá: la cinta tampoco ‘compite’ o se compara con la dirigida por Cecil B. DeMille en 1956 .

Aunque sus efectos especiales –dignos de un pomposo blockbuster impregnen y catapulten la cinta–, “palidecen al lado de impresionante Heston abriendo el Mar Rojo”, aseguró The Wrap .

DISCINE PARA LN.
DISCINE PARA LN.

Hay que recordar que Los diez mandamientos ganó el premio Óscar justo por sus efectos especiales. Sobre decir que, aún con la última tecnología a disposición de sus productores, el reto de superar su magia era sumamente duro.

De hecho, para El Mundo de España, la historia se pierde por el ruido generado por los efectos especiales , los cuales, para las delicias del espectador, sorprenden en 3D con la representación de las 10 plagas de Egipto y otros pasajes de la historia bíblica.

¡Ojo a las ranas, a las langostas y a la sangre! Sea como sea, estos detalles impresionan y seducen.

“El filme abandona la profundidad del drama en las aguas del Mar Rojo. Es una mala historia, peor contada”, sentencia El Mundo al abordar el tema de un guion que pudo brillar.

Y acerca del trabajo de Bale, The Hollywood Reporter es claro. “No esperen nominaciones para los actores de esta película: Bale mutila un poco o demasiado sus líneas”; no obstante, la publicación destaca que el actor “tiene buena presencia”.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

El proyecto. Éxodo: dioses y reyes es un megaproyecto de Ridley Scott ( Gladiador ), cuya producción superó los $140 millones. La cinta revive la epopeya vivida por Moisés, enigmático personaje de la Biblia que liberó el pueblo hebreo de la esclavitud y lo alejó del yugo de Egipto.

Todo lo hizo Moisés, bajo el mandato y poder de Dios.

Moisés fue un niño hebreo criado por la familia del faraón Ramsés II (interpretado en la nueva producción por Joel Edgerton). Él se reveló contra el imperio que lo había acogido y lideró el levantamiento de su pueblo contra el yugo que soportaba.

¿Por qué Bale –célebre Batman de las películas del director Christopher Nolan– decidió aceptar este papel? “Moisés era un héroe complejo y reacio. A través de su fe se transformó en un revolucionario que no se detenía ante nada para hacer la voluntad de Dios”, explicó Bale en las notas de producción.

Y agregó: “Moisés también fue un hombre de contradicciones: fue fiel, pero también discutidor; vacilante, pero también asertivo; un guerrero, pero también un liberador; y fue tempestuoso, pero estoico”.

Tras contrariar al faraón y acorralarlo con las terribles plagas, Moisés conducirá a su pueblo a la tierra prometida, no sin antes pasar por peligrosas y sangrientas dificultades.

“Me encanta todo aquello que rebasa los límites de la realidad”, dijo el director.

“Con Éxodo: dioses y reyes quería darle vida a la cultura egipcia y al éxodo, de una forma que antes nunca hubiera sido posible”, agregó el cineasta y realizador de Thelma & Louise y Blade Runner .

Polémica. Las buenas intenciones de Scott parecen quedarse en su empeño visual .

Además de cuestionar el guion, l os expertos le dan duro al casting que hizo el cineasta, a pesar de que reúne figuras como Bale, Edgerton, Aaron Paul (Josué), Sigourney Weaver (Tuya) y Ben Kingsley (Num).

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Para colmo de males en Marruecos y Egipto, se prohibió la exhibición de esta cinta debido a que las autoridades religiosas y políticas la calificaron como “inexacta”, “distorsionada” y “manipuladora del Corán”.

La cinta molesta, sobre todo, porque se da el crédito a los hebreos de haber construido las pirámides egipcias y porque cuestiona un milagro reconocido por las tres religiones monoteístas: el que Moisés divide las aguas del Mar Rojo para permitir el paso y la huída de su pueblo.

“En la película, Moisés sujeta una espada y no un bastón y la división de las aguas se explica por el fenómeno de las mareas”, critica el jefe del Consejo Supremo para la Cultura de Marruecos, Mohamed Afifi.

A pesar de todo lo que dicen de Éxodo: dioses y reyes , la propuesta de Scott no deja de tener su encanto. “Scott consigue reflejar en imágenes, casi siempre impactantes, la terrible soledad que envuelve a quien ejerce el poder sobre los demás”, aseguró La Vanguardia, de España .

Desde su estreno en Estados Unidos, el 26 de diciembre, Éxodo: dioses y reyes ha recaudado $109 millones en el mundo, un arranque por debajo de las expectativas para una producción así.