25 marzo, 2013

Francia. AP Acorde con su estatus de celebridad, Minnie hizo suyo aquel viejo dicho de “reinventarse o morir”. El célebre personaje de Disney creció y dejó atrás su viejo vestido rojo con pintas blancas.

La casa Lanvin fue la encargada de ataviar a la ratona en un vestido, más maduro. Se trata de un traje largo, en color azul, ceñido y cubierto de pedrería, que ella podrá usar en ciertos eventos especiales que se realicen en Francia.

El diseño que en adelante lucirá fue presentado el sábado, en una pasarela realizada en Eurodisney, en las afueras de París.

Además de su cabeza también desapareció el enorme lazo que la caracterizó desde su creación, en 1928. En su lugar, ahora luce una tiara roja más pequeña.

“Walt Disney diseñó a Minnie. Esta es la primera vez que aparece un diseñador y crea un vestido especialmente para ella. Fue un gran reto y una responsabilidad. Quería verla brillar... Quería darle una corona roja y un vestido azul (una característica) de Lanvin”, dijo Alber Elbaz, el modisto de Lanvin.

El vestido fue aplaudido por celebridades que fueron al desfile; entre ellas, la actriz Virginie Ledoyen y la modelo Natalia Vodianova.

Pero el look no fue del agrado de todos. “Sin duda, es más maduro. Parece la madre de la novia. Me gustaba más con pintitas”, expresó el espectador Matthew Gallagher.