La presentadora, actriz y comediante es la primera anfitriona de esta gala que ha aceptado abiertamente su homosexualidad. Mañana se sabrá si ella logra, nuevamente, ganarse al público y a los miembros de la Academia

Por: Jessica Rojas Ch. 1 marzo, 2014
timeline

2011

Ellen entrevistó a Paris Jackson dos años después de la muerte de Michael Jackson.

foto1

2007

En los Óscar del 2007 se tomó una foto con el actor Clint Eastwood.

foto2

2012

Bailó al mejor estilo de vogue con Madonna, la reina del pop

foto2

La simpatía y el talento de la presentadora estadounidense Ellen DeGeneres volverán a engalanar la ceremonia de los Premios Óscar.

Este domingo, la rubia de ojos celestes será la presentadora de la noche más importante para la industria cinematográfica, por segunda ocasión. El por qué repite tiene varias respuestas posibles.

“Ellen es talentosa, maravillosamente espontánea y sabe cómo entretener a una audiencia mundial. Ella es una gran fan de los Óscar y nosotros somos grandes fans de ella. Es una combinación perfecta”, expresó Dawn Hudson, presidente de la Academia, con respecto a la decisión.

Es comediante y actriz de profesión, famosa en la televisión por su trabajo en The Ellen DeGeneres Show y por tener un sentido del humor inteligente, digno de sacarle una sonrisa hasta al más aburrido.

DeGeneres, de 56 años, aseguró que, para ella, presentar la gala de este domingo por la noche es algo que la llena de adrenalina.

“Ser anfitrión de los Óscar es lo más escalofriante del mundo. Para mí, ¡es lo mismo que hacer salto en bungee !”, dijo la rubia en una reciente entrevista con People .

De acuerdo con el crítico de cine William Venegas, la figura del anfitrión influye en el éxito o no del espectáculo.

“El maestro de ceremonias simplemente define el ánimo de la actividad y es el que establece la conectividad entre lo que pasa en el escenario con los espectadores. En el caso de Ellen, ella lo cumple; pero aún me parece muy ¡televisual!”, comentó el crítico de cine.

Para Óscar Cruz, productor de televisión, la elección de la comediante como conductora es un acierto. “Es un ícono de la cultura pop, es una fiel representante de la cultura televisiva de Estados Unidos. La elección es buena, tomando en cuenta el bagaje como humorista y la experiencia que tiene con cámaras. Tiene la habilidad de seguir un guion y de improvisar cuando sea necesario”, afirmó el experto.

Calidad. El público la quiere y tiene empatía con sus entrevistados; maneja la presión de un escenario y de un teatro colmado de personas. Además, se echa a la bolsa a millones de televidentes.

Todo esto lo demostró en la gala del 2007, cuando, por primera vez, fue la maestra de ceremonias de la premiación cinematográfica.

Según la revista People , Craig Zadan y Neil Meron, productores de la ceremonia, se mostraron contentos con la elección de Ellen para que dirigiera el show nuevamente.

Los productores elogiaron a la presentadora por su “don para la comedia” así como por su “humanidad y amabilidad”.

“Ellen es querida en todas partes y esperamos que el público en el teatro Dolby y quienes vean la entrega desde sus casas, estén tan emocionados por esta noticia como lo estamos nosotros”, aseguraron a la revista.

Las críticas sobre su presentación en el 2007 fueron mayormente positivas. “La presentadora de televisión lo hizo admirablemente acogedor (el show ). Descarado pero de buen carácter, mucho menos satírica que otros presentadores recientes”, reseñó el New York Times.

Por su parte, el Washington Post publicó: “Ellen hizo un trabajo fresco y sin pretensiones en su primera actuación como anfitriona de los Óscar”.

Mientras que el diario The New York Post escribió: “Ellen DeGeneres ofreció un show sin insultos a los nominados y casi ningún comentario político (para variar)”.

Es por estas razones que llenar las tenis que dejó Ellen después de su presentación en el 2007, ha sido tarea difícil para los encargados de producir la gala.

Luego de que la rubia trabajara para los Óscar, Jon Stewart (2008), el australiano Hugh Jackman (2009), Alec Baldwin con Steve Martin (2010), Anne Hathaway junto a James Franco (2011), Billy Cristal (2012) y Seth McFarlane (2013) fungieron como anfitriones de los premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas.

Las actuaciones de Jackman, Hathaway, Franco y McFarlane, fueron muy criticadas por medios de comunicación y seguidores de los premios.

El mismo Billy Crystal, a quien el público ya conocía como anfitrión de esta gala, soportó en el 2012 las críticas de los medios.

The Hollywood Reporter y The New York Daily News informaron que su presentación fue aburrida y que sus chistes fueron inocentes.

Gran carrera. Era difícil de imaginar que una amante de los animales –que quería estudiar Veterinaria– formara parte de la selecta lista de los presentadores de los Óscar. Sin embargo, por una casualidad logró demostrar que podía entretener a una gran audiencia con sus bromas.

Durante una actividad pública, la joven de 23 años debía dar un discurso y derribó sus miedos y nervios por medio de una rutina cómica con la que logró que la invitaran a participar en un stand up comedy en su natal Nueva Orleans.

Un video suyo de una rutina humorística ganó el concurso de La persona más cómica de América , realizado por el canal Showtime.

A partir de ahí, la carrera de DeGeneres fue en ascenso, y para cuando se mudó a vivir a Los Ángeles, filmó dos especiales cómicos para HBO: Young Comedians Reunion y Women of the Night, ambos en 1986.

El público quería más y Ellen siguió explorando su talento, gracias al apoyo de su madre Betty –divorciada de su padre cuando era adolescente–, quien la apoyó emocional y económicamente.

En 1994 lanzó la serie These Friends of Mine , que después de su primera temporada se llamaría Ellen . El show , transmitido por la ABC, presentaba las aventuras de una neurótica dueña de una tienda de libros y su vida al lado de sus amigos y familiares.

El capítulo The Puppy Episode , en 1997, fue muy polémico debido a que Ellen Morgan (personaje de DeGeneres) habló abiertamente sobre su preferencia sexual.

La artista presentó por primera vez los Premios Óscar en el 2007
La artista presentó por primera vez los Premios Óscar en el 2007

Aunque ese año la actriz recibió un premio Emmy al mejor guion de comedia gracias a ese capítulo, su popularidad se vino abajo y el show estuvo al aire hasta 1998.

Su carrera continuó en el 2001, cuando CBS empezó a filmar The Ellen Show ; el programa solo duró un año, pero fue la antesala para el exitoso proyecto que la actriz emprendería en el 2003.

Su éxito. En setiembre del 2003, la actriz pasó a ser presentadora de su propio programa de entretenimiento.

The Ellen DeGeneres Show se convirtió en todo un suceso, y a lo largo de diez temporadas le ha valido a la estadounidense una amplia lista de reconocimientos.

Su característico baile desenfadado, el buen humor e invitados de talla mundial, han sido la fórmula que volvió exitoso su talk show.

Entre las personalidades invitadas, Ellen ha contado con la presencia de Barack Obama, Usher, Britney Spears, George Clooney y David Beckham, entre muchas otras estrellas.

Gracias a su estilo y dinámicas, DeGeneres ha recibido durante su carrera varios reconocimientos.

En total, ha recibido ocho premios Emmy, lista que se ha engrosado con once People’s Choice Awards y tres Teen Choice Award consecutivos como mejor comediante.

Según el sitio web oficial de su programa, la presentadora ha sido incluida en la revista Forbes como parte de la lista de las 100 mujeres más poderosas; en los 50 anfitriones más influyentes de Entertainment Weekly y entre las 100 personas más reconocidas de la revista Time .

¿Logrará repetir su éxito como anfitriona? Lo único que sabemos es que la comediante prometió batir el récord de cambios de vestuario en una gala de este tipo y tiene preparadas muchas sorpresas que animarán a los millones de televidentes que esperan con ansias ver a sus artistas ganar.

Etiquetado como: