Silencioso adiós Arreglos florales, emotivos mensajes y hasta algunas plegarias fueron las expresiones de duelo que recibió la diva

 14 agosto, 2014

Nueva York. AFP Unas rosas colocadas muy cerca de su casa y decenas de mensajes por Internet son parte del discreto homenaje que recibió ayer Lauren Bacall, leyenda de la época dorada que murió el martes, a los 89 años.

La muerte de Bacall, consecuencia de una accidente cardiovascular, se produjo horas después del deceso de Robin Williams, lo cual quizá le robó la atención mediática a la diva.

Lauren Bacall debutó en el cine con la película ‘Tener y no tener’ (1944). | AFP.
Lauren Bacall debutó en el cine con la película ‘Tener y no tener’ (1944). | AFP.

“Y ahora perdimos a la gran Lauren Bacall. RIP querida Betty”, escribió la actriz Mia Farrow en su cuenta de Twitter.

“Qué pérdida terrible para todos nosotros. Primero Robin, que era un genio, y ahora Lauren”, comentó Barbra Streisand .

El miércoles por la mañana, algunos curiosos desafiaban la lluvia delante de las Dakota Towers, famoso edificio de Manhattan que es hogar para decenas de artistas y en el vivía Bacall.

Sin embargo, nadie podía dejar flores, ya que los tres porteros del lugar vigilaban con celo la puerta del edificio, muy cerca de donde asesinaron al legendario John Lennon. A pesar de eso, un atrevido logró depositar una rosas en la parte trasera de las torres, justo en la verja de hierro.

Claire Hogenauer no tuvo la misma suerte. La abogada que vive cerca de las Dakota Towers, debió regresar a casa con su pequeño ramo. “Tenía la risa más hermosa que escuché en mi vida”, dijo esta mujer que solía ver a Bacall pasearse por el barrio y quien había ido a aplaudirla a Broadway.

Patti van Dyke, otra vecina, la recordó como una mujer “muy gentil” y “adorable”.

“Se acordaba siempre de mi nombre y yo le preguntaba por su carrera”, dijo.

La estrella de Lauren Bacall, ubicada en el Paseo de la Fama de Hollywood, y las rejas de su residencia, en Nueva York, fueron adornadas con coloridas flores. Así expresaron sus fanáticos el dolor por su partida. | AFP Y EFE.
La estrella de Lauren Bacall, ubicada en el Paseo de la Fama de Hollywood, y las rejas de su residencia, en Nueva York, fueron adornadas con coloridas flores. Así expresaron sus fanáticos el dolor por su partida. | AFP Y EFE.

No obstante, ayer, muchos turistas ni sabían de la muerte de la actriz y si fotografiaban las Dakota era por John Lennon, cuya pareja aún vive en el edificio.

“Yoko Ono todavía habita en el cuarto piso”, explica el español José Antonio Nieto, quien llegaba al lugar con su familia. De Lauren Bacall, no conocía ni el nombre.

“¿Lauren qué?”, pregunta.

Un autobús con turistas italianos estaciona frente al edifico. El guía menciona las celebridades que han vivido o viene aún allí: John Lennon, Leonard Bernstein, Judy Garland, Rudolf Noureev... Ni una palabra sobre Bacall.

Otro ambiente. La estrella de la artista, ubicada en el Paseo de la Fama en Hollywood, se vio adornada por un peluche y varios arreglos florales; incluso, algunos transeúntes se detuvieron para hablar de Bacall y elevar una plegaria.

Hasta el miércoles, los familiares de Bacall no habían anunciado ningún acto fúnebre, aunque no se descarta que suceda pronto.

Bacall, la belleza rubia de ojos verdes y mirada desafiante , protagonizó películas como The Big Sleep y estuvo casada entre 1945 y 1957 con el célebre Humphrey Bogart, otra leyenda del cine.

En el 2010, Bacall recibió un Óscar honorífico de la Academia, por su trayectoria de 70 años.