Triunfo en Berlín Con el filme Ixcanul , Jayro Bustamante ganó el Oso de Plata Alfred Bauer, empuje a una naciente carrera

Por: Fernando Chaves Espinach 21 febrero, 2015
Gala. Las actrices María Telon y María Mercedes Coroy posan con Jayro Bustamante tras recibir el Oso de Plata Alfred Bauer. AFP PHOTO / POOL / TIM BRAKEMEIER.
Gala. Las actrices María Telon y María Mercedes Coroy posan con Jayro Bustamante tras recibir el Oso de Plata Alfred Bauer. AFP PHOTO / POOL / TIM BRAKEMEIER.

En un avance del filme guatemalteco Ixcanul , María, la protagonista, desciende con su madre por las laderas del volcán que da nombre a la película. Con pesados canastos sobre sus cabezas, las mujeres recorren el paisaje negro, y la niña pregunta: “¿Qué hay detrás del volcán?”. El cineasta Jayro Bustamante halló, en esta frontera entre mundos, ocasión para contar una historia premiada en la última Berlinale.

Con el Oso de Plata Alfred Bauer del Festival Internacional de Cine de Berlín, el novel realizador guatemalteco se suma a la lista de los principales triunfos del cine centroamericano.

“Mi carrera apenas empieza. Estamos aún sin terminar de darnos cuenta de lo que representa, y contentos de habernos puesto una barra tan alta para que la próxima película llegue más alto”, comentó Bustamante por teléfono desde Francia, donde se formó y reside.

Ixcanul fue el primer filme centroamericano presentado en la selección oficial de Berlín –es decir, en competencia por los principales galardones–. El premio Alfred Bauer reconoce a películas que “abren nuevas perspectivas del arte cinematográfico”, y es otorgado en honor al fundador del festival, uno de los principales del cine mundial.

Ixcanul llegó a Berlín tras su participación en el programa Cine en Construcción del Festival de San Sebastián. “En ese momento, solo habíamos terminado de filmar y de hacer una primera edición. No teníamos dinero para terminar la película; por eso estábamos recorriendo ese tipo de festivales”, explica.

La directora de Cinergia, María Lourdes Cortés, dijo que el fondo regional también apoyó al proyecto en su etapa de finalización. “Es una película muy bien hecha, muy poética, muy dura, pero con una narrativa tradicional”, dice Cortés, para quien estas cualidades pueden llevar a Ixcanul a un público más amplio.

Proceso. En Ixcanul conocemos a María (María Mercedes Coroy), maya cakchiquel de 17 años, quien vive con sus padres en las faldas de un volcán activo, destinada a un matrimonio arreglado con el capataz de la finca cafetalera. Cuando María descubre otro mundo, detrás del volcán, seduce a un joven que quiere escapar a Estados Unidos.

Basada en una historia que Bustamante escuchó de su protagonista, da cuenta del choque de culturas y la “impotencia” ante tales condiciones sociales.

Según ha explicado el realizador, la inspiración para la película vino de su trabajo en talleres sociales en la cuenca del lago Atitlán. En la zona hallaron a las actrices, Conroy y María Telón.

“Lo que me llevó a lanzarme sobre la historia y la manera en la que la conté fue el interés por la mujer que era víctima”, explicó. “En Guatemala, discriminación machista existe, pero mi personaje es, además, indígena, lo cual añade otro nivel de discriminación, y soltera, uno más”, añade.

Como explica Bustamante, no quiso realizar ni una crítica explícita al problema social ni un “panfleto político”. “Quise contar la historia de una mujer y que todo el mundo pueda sentirse identificado con ella; vivir un viaje en el cine”, comentó.

Al inicio, financió el proyecto por su cuenta, por lo que se contaba con pocos recursos. “El rodaje fue algo superplacentero porque tuve la suerte de tener a un equipo involucrado totalmente, con talento y pasión. No teníamos agua ni electricidad. El volcán explotó y tuvimos que evacuar el lugar. Sin embargo, la gente creía tanto en la necesidad de contar la historia, que se dio el 100% y, por eso, es que el resultado ha gustado”, contó el director.

Para Bustamante, la posibilidad de hacer esta película viene en una generación que ya no desea olvidar el dolor sufrido en Guatemala, sino afrontarlo. “Hay una generación que se empieza a hacer preguntas, como por qué estas desigualdades existen. Cuando estamos haciéndonos preguntas, el cine, como el arte, es de esos medios que permiten preguntarnos abiertamente qué está pasando”, aseguró.

Bello. El paisaje es un personaje más de Ixcanul . Julie Romano / Cortesía de Jayro Bustamante.
Bello. El paisaje es un personaje más de Ixcanul . Julie Romano / Cortesía de Jayro Bustamante.

Sin embargo, para Bustamante es necesario desarrollar una legislación que permita coproducir, resguardar el trabajo creativo y financiar proyectos fílmicos en su país. “Si se hacen videos para que Guatemala parezca muy linda, sí hay dinero. Si se habla de problemas más profundos, no se apoya”, lamenta.

En el tráiler , cuando María le pregunta a su madre qué hay detrás del volcán, la señora le responde: “Frío”. También habrá cine: es el que contará lo que enferma a nuestras sociedades.