La segunda película de la saga Divergente ya se encuentra en la cartelera nacional, con las actuaciones de Shailene Woodley y Kate Winslet

Por: Allan Andino 20 marzo, 2015

U n nueva aventura basada en vendidos libros saltó a la pantallas de los cines en todo el mundo esta semana (Costa Rica no fue la excepción), con el estreno de Insurgente , secuela de la cinta Divergente .

Todo el peso de la ciencia ficción y muchas más escenas de acción , en comparación con la primera, será lo que el espectador verá en este nuevo episodio de Tris , personaje central que interpreta la joven actriz Shailene Woodley.

Tris y su novio Cuatro (Theo James) son fugitivos perseguidos por Jeanine (encarnada por la premiada Kate Winslet), la líder de los eruditos. Tris deberá averiguar lo que su familia sacrificó para protegerlos, mientras los eruditos harán cualquier cosa para lograr desaparecerlos. Atormentada por las elecciones de su pasado, pero desesperada por proteger a quienes ama, Tris y Cuatro se enfrentarán a un reto tras otro para desbloquear la verdad de su pasado y el futuro de su mundo.

Elena Hutt, gerente de mercadeo y operaciones de Videomark (distribuidora de la cinta), comentó que se ha generó gran expectativa en el país por la llegada de la secuela de Divergente , en especial de jóvenes esperanzados en comparar las escenas con las páginas del libro.

“Esta película es un poco más madura que la primera. Tiene mucha más acción . Los protagonistas pasan por un cambio del mundo en el que viven. Toca temas asociados con nuestra realidad. Muestra cómo se dividiría la humanidad si ocurre una guerra mundial, clasificándolos según sus cualidades para conservar la especie”, afirmó Hutt.

De esta forma, los humanos se dividirían en los siguientes grupos: Erudición, aquellos lógicos e inteligentes; Abnegación, los sencillos y altruistas; Cordialidad, los amables y contentos; Osadía, los intrépidos y protectores; Veracidad, los ordenados y sinceros.

Por último, Divergencia, quienes no tienen cabida en ninguna de las anteriores; es vista como un peligro para los demás y es allí donde se etiquetan los protagonistas de la historia, quienes deberán luchar para sobrevivir.

Hutt detalló que el año pasado la primera cinta fue vista en Costa Rica por 50.000 personas; para esta ocasión, las expectativas son convocar a unas 60.000 desde ayer que se entrenó el filme.

“Esta trama apunta a un público más adulto-joven, y la censura lo clasificó para mayores de 12 años. Recordemos que esta es la segunda de cuatro películas. Es una de las cintas más esperadas del año para los fans de acción y basadas en libros; un fenómeno similar al de Los juegos del hambre ”, detalló Hutt.

Seguidores de hueso colorado. En el país existe un club de fans esta saga. Según comentó Óscar Vargas, uno de sus cuatro administradores del grupo, tienen 2.500 seguidores.

“Se llama Fan Club Oficial Divergente Costa Rica y estamos en Facebook y Twitter. Al igual que la película, luego de los cuatro administradores tenemos cinco facciones o cinco sublíderes”, comentó Vargas, de 23 años y barista de profesión.

Vargas fue al estreno de Insurgente en los cines de Multicentro Desamparados, y comentó que le gustó a pesar de algunas variantes con la historia original.

En el libro de la autora Veronica Roth nunca se menciona una caja. Sin embargo en la película, se utiliza ese elemento para reagrupar algunas cosas que sí pasan en el libro y que las resume de buena forma en el filme.

“Digamos que fue un extra bien justificado. Hay otras cintas que hacen cambios y, al final, destruyen su contenido original. En este caso, el cambio fue bien desarrollado”, dijo el seguidor de la secuela.

Por otra parte, Shailene Woodley, de 23 años, dijo en entrevista a la agencia de noticias EFE, que no fue fácil regresar a ese papel, pero que lo disfrutó más.

“Teníamos un director diferente y actores nuevos, pero sí fue más divertido. En la primera parte hicimos jornadas brutales de 16 horas rodando en el invierno frío y gris de Chicago. Aquí hicimos rodajes de 10 horas en el verano de Atlanta”, confesó.