¡Gran cosecha! Filme costarricense ganó el premio a mejor largometraje del festival y Neto Villalobos se coronó como el mejor director

Por: Alexánder Sánchez 23 noviembre, 2013

Por una historia simple y genuina que retrata de forma auténtica y divertida la necesidad del ser humano de conectarse con otros, el Ícaro 2013 al mejor largometraje centroamericano lo ganó Por las plumas , de Neto Villalobos.

Esa fue la consideración del Festival Internacional Ícaro, para otorgarle al filme costarricense el premio más importante del certamen regional, el jueves por la noche, en Guatemala.

“Estoy supercontento de que haya sido tan bien recibida en Centroamérica, en particular en el Ícaro. Son los primeros premios que gana la película y estoy feliz de que haya sido casi en casa”, dijo Villalobos, minutos después de enterarse de la noticia.

Además, Villalobos se llevó el galardón a mejor director, el primero que recibe en esta categoría con un largometraje.

“Había ganado algo como director de cortos. Pero es tuanis obtener este premio. Independientemente de haber ganado o no, siempre tengo ganas de seguir haciendo cine, pero los premios son bonitos y lo motivan a uno a seguir adelante”, agregó el novel cineasta.

Asimismo, Costa Rica se alzó con seis premios más, entre los que fueron protagonistas las cintas Princesas rojas y Puerto Padre . Se trata de una cuota histórica de premios en dicho festival.

Los galardones a mejor guión y mejor dirección de arte los ganó Princesas rojas , de Laura Astorga.

“Se quedan en familia los premios, pues la dirección de arte es de mi marido, Gabrio Zapelli. Es excelente esto, hice doce versiones de guión, es bueno que haya ganado un premio de este tipo en alguna parte”, dijo Astorga.

En buena hora. Los premios que Por las plumas ganó en el Ícaro Centroamericano, son los primeros que gana la cinta de Ernesto Villalobos. Archivo
En buena hora. Los premios que Por las plumas ganó en el Ícaro Centroamericano, son los primeros que gana la cinta de Ernesto Villalobos. Archivo

Por su lado, el filme Puerto Padre , de Gustavo Fallas, se llevó el premio a mejor edición.

“Por un ritmo de edición justo y complementario de una historia de aprendizaje y encuentros”. Eso consideró el jurado para premiar a Puerto Padre .

De la película de Fallas, también resultó ganadora Adriana Álvarez, como mejor actriz principal. Ella logró sobresalir “por una genuina interpretación de una joven luchando por una mejor vida”.

El reconocimiento en el Ícaro significa el quinto en la carrera de Álvarez, tres por Gestación y dos por Puerto Padre .

Otros premios. Por si fuera poco, el cortometraje tico Irene , de Alexandra Latishev, se llevó el galardón a mejor corto de ficción centroamericano.

“Por un retrato íntimo y diferente sobre la sexualidad y la feminidad dentro de nuestra sociedad sexista”, dijo el jurado.

Por último, el proyecto fílmico Dos aguas , de la costarricense Patricia Velazquez, se alzó uno de los premios de industria de Ícaro.