25 mayo, 2013

Cannes, Francia. AFP. Aunque no conquiste la Palma de Oro, una historia de amor entre dos mujeres, La vida de Adèle, fue coronada ya por la crítica de este 66º Festival de cine de Cannes , con el prestigioso premio Fipresci , otorgado por la crítica extranjera.

El filme del francotunecino Abdellatif Kechiche, en el que la joven Adèle Exarchopoulos, hasta ahora casi desconocida, comparte la pantalla con la conocida Léa Seydoux, contiene “las escenas de sexo lésbico más explosivas en reciente memoria”, escribió la revista Variety.

Dichas imágenes eróticas –que algunos miembros del público de Cannes no han dudado en tachar de pornográficas–, han chocado también a algunos críticos.

Hasta el estreno el jueves de La vie d'Adèle, que dejó a Cannes sin aliento, era la película de los hermanos Coen , Inside Llewyn Davis, protagonizada por el actor y cantante Oscar Isaac, de origen guatemalteco, la que encabezaba la lista de los críticos internacionales.

La película de Kechiche “es la película cinco estrellas” de este Festival, comentó la crítica de Screen, Fionnuala Halligan, señalando que no son sólo las largas secuencias de sexo gráfico, sin truco, entre las dos bellas actrices lo que ha generado tantos aplausos, “sino la mirada profunda y tierna a una historia de primer amor”.