Inolvidable. A sus 73 años, el actor expresó que la más reciente entrega de la saga le hizo vivir divertidos momentos en el set de filmación.

 21 diciembre, 2015

Londres. EFE. El estadounidense Harrison Ford, uno de los protagonistas de Star Wars: El Despertar de la Fuerza , sétima entrega de la sala galáctica creada por George Lucas en 1977, confesó en una entrevista con Efe que gracias a Han Solo ha tenido trabajo toda su vida.

“Nadie hubiera imaginado que 32 años después iba a volver a vestirme de Han Solo. Esta saga me ha dado oportunidades increíbles y, gracias a ese contrabandista, he tenido trabajo toda la vida”, aseguró el intérprete, de 73 años.

“Ahora, después de tantos años, J.J. Abrams me ha dado la oportunidad de hacer algo que adoro”, manifestó Ford, protagonista del filme más esperado del año junto a su antigua compañera de reparto, Carrie Fisher (General Leia Organa), los jóvenes John Boyega (Finn) y Daisy Ridley (Rey) , y a su inseparable amigo Chewbacca.

Tras una larga espera de 32 años – Return of the Jedi , la última película de la trilogía original, se estrenó en 1983–, el carismático director J.J. Abrams ( Lost o Super 8 ) se puso a los mandos del faraónico proyecto que inició George Lucas en 1977 con Star Wars, el episodio IV , posteriormente subtitulado como A New Hope .

“Me divertí mucho durante la grabación. Esa es una de las grandes cosas de J.J. No solo es un director maravilloso, sino que es un excelente anfitrión ”, dijo Ford.

“ Es una persona que solo se rodea de buena gente y que sabe sacar lo mejor de cada uno. Ir a trabajar todos los días era divertido”, agregó el actor, que puntualizó que para él “es divertido ir a trabajar aunque no esté rodeado de buena gente ” .

En la cinta, que se desarrolla 30 años después de los sucesos en Return of the Jedi , el contrabandista Han Solo, junto a su inseparable Chewbacca, se reencuentra con la princesa Leia, ahora Leia Organa (Carrie Fisher) .

“Volver a rodar junto a Carrie y a Mark (Hamill) fue algo tremendamente gratificante. Tenemos una gran conexión, somos como una familia. Y en una familia quieres que las cosas se hagan bien. Representamos algo real y sustancial y estoy muy feliz de formar parte de ello ” , relató.

Por su parte, Abrams, seguidor reconocido de Star Wars , se puso a los mandos del proyecto, “el desafío más importante de su carrera”, en sus palabras, para completar la tercera trilogía.

“Ha sido el reto más desafiante de mi carrera, por mucho. Todo el equipo y yo sentíamos la responsabilidad y por momentos parecía que no íbamos a encontrar respuestas, pero todos hicieron un trabajo fabuloso y finalmente lo conseguimos”, añadió.

El neoyorquino Abrams, de 49 años, uno de los directores más prometedores de la escena hollywoodense, buscó en esta sétima entrega “recuperar todo espíritu de las películas originales”.

La cinta ha sido elogiada de forma unánime por los seguidores y la prensa.