Por seis años, Davies investigó a News Corporation y su filial, News International, para una obra en la que detalla cómo se llevaron a cabo las escuchas ilegales que el periódico practicó sobre políticos, celebridades e incluso ciudadanos comunes

 4 septiembre, 2014

Los Ángeles

El próximo proyecto como director de George Clooney se centrará en el escándalo de las escuchas ilegales, protagonizado por el tabloide británico News of the World, propiedad del magnate de la prensa Rubert Murdoch, informó ayer miércoles el estudio Sony Pictures.

George Clooney pide que Estados Unidos actúe en el tema de Sony Pictures.
George Clooney pide que Estados Unidos actúe en el tema de Sony Pictures.

En un comunicado, la productora estadounidense adelantó que la cinta será una adaptación del libro Hack Attack, escrito por el periodista Nick Davies.

"Como hijo de periodista que es, George posee un gran interés en el papel que desempeña el periodismo en nuestras vidas, ya sea para bien, como en Good Night, and Good Luck (2005), o para mal, indicó Michael De Luca, presidente de producción de Columbia Pictures, división de Sony Pictures.

"Con Hack Attack, George explorará el lado oscuro de ese mundo, un negocio donde todas las reglas sobre el periodismo se rompen en una carrera hacia un cheque fácil y cada vez más jugoso", añadió De Luca.

Para Clooney, el proyecto abarcará todos los elementos (mentiras, corrupción, chantaje) que rodearon al escándalo del mayor periódico de Londres, y el hecho de que todo es cierto, asegura, es la mejor parte.

"Nick es un reportero valiente y tenaz y consideramos que es un honor llevar su libro al cine", indicó el célebre artista.

Durante seis años, Davies investigó a News Corporation y su filial, News International, para una obra en la que detalla cómo se llevaron a cabo las escuchas ilegales que el diario practicó sobre políticos, celebridades e incluso ciudadanos comunes británicos.

Al término de un proceso judicial que se alargó durante meses, la exdirectora del News of the World, Rebekah Brooks, fue absuelta por el caso de los pinchazos, pero Andy Coulson, antiguo director de comunicaciones de David Cameron, fue declarado culpable de conspirar para interceptar ilegalmente teléfonos entre los años 2000 y 2006.

Murdoch es dueño de varios medios en Estados Unidos y del desaparecido News of the World, mientras que su hijo James Murdoch estaba a cargo de la subsidiaria británica News International cuando estalló el escándalo de las escuchas en el 2011.

Brooks estuvo al frente del dominical entre los años 2000 y 2003, mientras que Coulson lo fue entre el 2003 y el 2007, antes de que empezara a trabajar para el primer ministro británico, David Cameron.

Este caso provocó una gran conmoción en el Reino Unido al revelarse en el 2011 el alcance de las escuchas ilegales del desaparecido News of the World para obtener exclusivas.

Murdoch decidió clausurarlo en el 2011 a raíz del escándalo.