9 septiembre, 2012

Venecia. AFP. Piedad , el escandaloso filme del surcoreano Kim Ki-duk sobre el intento de redención de un pequeño delincuente que descubre su parte más humana en una sociedad corrompida por el dinero, ganó ayer el León de Oro a la mejor película del festival de cine de Venecia.

“Quiero dar las gracias a todos los que contribuyeron a este filme , a Venecia, al festival de Venecia, a todo el público italiano y también a los miembros del jurado”, dijo el cineasta al recibir el galardón.

Kim Ki-duk protagonizó un momento de gran emoción cuando se puso a cantar una canción en coreano en el escenario del Palacio del Cine de Venecia, acompañado por la intérprete principal de la película Cho Min-soo.

Ambientada en Berlín -es una coproducción franco-alemana- narra la despiadada y mortal guerra de poder que se desata entre dos mujeres que trabajan en una importante agencia de publicidad: Christine, elegantísima, rica, malvada (Rachel McAdams) y su asistente, la inocente y sometida Isabel (Noomi Rapace).

Etiquetado como: