La película de fición, conformada por seis historias de cada país centroamericano, rodará el relato costarricense en Llano Grande de Cartago.

Por: Alexánder Sánchez 24 marzo
Mauro Borges es el guionista de Días de luz.
Mauro Borges es el guionista de Días de luz.

Una pareja de pastores, con Biblia en mano, son dos de las figuras centrales de Días de luz, largometraje de ficción que se presenta como una creación colectiva entre Costa Rica, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Panamá.

Con guion del cineasta costarricense Mauro Borges, Días de luz es un filme con tintes apocalípticos y está conformado por historias paralelas situadas en cada país participante. De principio a fin, todas las narraciones se relacionan entre sí.

En el caso de Costa Rica, el rodaje se desarrollará del 2 al 6 de mayo, y los dos religiosos serán los protagonistas.

"Son dos pastores que, tras una situación natural de zozobra y de miedo, se aprovechan de la gente para sacarles dinero", explicó Borges, quien filmará esta pieza del rompecabezas de la película en una casa de Llano Grande, en Cartago.

Primer paso. Los cineastas de cada país involucrados en el filme Días de luz se reunieron en Guatemala para sentar las bases del proyecto. Karolina Hernández
Primer paso. Los cineastas de cada país involucrados en el filme Días de luz se reunieron en Guatemala para sentar las bases del proyecto. Karolina Hernández

La situación natural a la que se refiere Borges es una tormenta solar, la cual azota la región centroaméricana durante cinco días.

"En cada país, sus habitantes deberán enfrentar la vida en sus términos más básicos, al encontrarse desconectados de las comodidades tecnológicas de las que dependemos actualmente", detalla la sinopsis de la película.

"El miedo, la amistad y el amor explotan bajo el amparo del reencuentro con los otros, mientras los cielos se iluminan con una colorida y nunca antes vista aurora tropical", agrega el argumento.

Dramas de todo tipo. Pero antes de que Borges y compañía plasmen el drama costarricense en Llano Grande de Cartago, ya Panamá habrá desarrollado la suya propia. En ese país, el rodaje de su relato comenzará el 20 de abril y sus protagonistas son una pareja de multimillonarios que quedan atrapados en su penthouse, en el piso 60.

Luego seguirá El Salvador, presentando las peripecias de una mujer emprende una carrera contra el tiempo, pues debe llegar a la ciudad a aplicarse un tratamiento médico de cual depende su vida.

En Nicaragua, Días de luz se filmará en la exuberante isla de Ometepe, que tiene dos volcanes en medio de un lago. Allí, una adolescente lucha por celebrar su fiesta de 15 en medio del apagón.

En Honduras, al no tener acceso a la tecnología en la que se habían refugiado desde hace muchos años, una pareja de adultos mayores se ve forzada a tener un reencuentro amoroso.

En la isla de Ometepe, | NICARAGUA, SE FILMARÁ UNA DE LAS HISTORIAS DE DÍAS DE LUZ . ALLÍ, UNA JOVEN DE 15 AÑOS SERÁ LA PROTAGONISTA. DOS SENTIDOS PARA LN
En la isla de Ometepe, | NICARAGUA, SE FILMARÁ UNA DE LAS HISTORIAS DE DÍAS DE LUZ . ALLÍ, UNA JOVEN DE 15 AÑOS SERÁ LA PROTAGONISTA. DOS SENTIDOS PARA LN

"Cada país cuenta con cinco días para hacer su propio rodaje y cada historia tiene su propio director. Tal como lo indica el calendario se tiene estimado que las seis historias esten rodadas en un periodo de dos meses", explicó Borges.

Según Borges, a los diferentes sets de grabación solo viajarán cinco personas del equipo de producción, a los que la producción llama cabezas creativas. Se trata del costarricense Álvaro Rodríguez, como director de fotografía, el diseñador sonoro Jose Romel, de Panamá, y la directora de arte Carolina Lett, de Costa Rica.

Se suman al equipo los costarricenses Marcos Machado, como asistente de dirección, y el continuista Carlos Benavidez.

Proyecto retador. Como guionista, Borges ha tenido que hacer un trabajo diferenciado con cada director de para afinar el relato en cada país. Esto, al igual que todo el desarrollo logístico, ha significado un tesonero trabajo para el equipo de producción.

"Sin duda ha sido una gran logística. Ya llevamos tres años en el proyecto, donde a lo largo del tiempo hemos tenidos tres encuentros presenciales entre todas las partes involucradas. Es proyecto es retador para todos, muy ambicioso", dijo Karolina Hernández, productora general del filme.

"Sin embargo, a la vez se vuelve un poco sencillo, pues es un largometraje que al dividirse en seis partes se produce como un cortometraje en cada país. Esto aliviana un poco el trabajo", expresó Hernández.

La producción de Días de luz, filme que llegará las salas de cine de toda la región en el 2018, informó que el proyecto completo tiene un costo aproximado de $500.000. Según ellos, para su concreción, aún tienen un faltante de $10.000.

En la urbe panameña, ‘Días de luz’ captará el momento en que una pareja queda atrapada en su penthouse. Archivo
En la urbe panameña, ‘Días de luz’ captará el momento en que una pareja queda atrapada en su penthouse. Archivo

"Si existen marcas, instituciones u organizaciones interesadas en apoyar el filme, aún son bienvenidas", finalizó Hernández.

En el 2015, Díaz de luz resultó ganador del fondo económico Ibermedia, en la rama de coproducción. Además, la Fundación Carolina facilitó una asesoría para el guion de la película, la cual se realizó en España.