Seis filmes nacionales y otros cuatro por estrenar: ese récord hace imposible pasar por alto a uno de los actores más versátiles y atractivos del cine criollo

Por: Alexánder Sánchez 26 mayo
Además de | SU AMOR POR LA ACTUACIÓN Y EL YOGA, OTRA PASIÓN DE FERNANDO BOLAÑOS ES EL SURF. SE ESCAPA A LA PLAYA CADA VEZ QUE PUEDE. MAYELA LÓPEZ
Además de | SU AMOR POR LA ACTUACIÓN Y EL YOGA, OTRA PASIÓN DE FERNANDO BOLAÑOS ES EL SURF. SE ESCAPA A LA PLAYA CADA VEZ QUE PUEDE. MAYELA LÓPEZ

Un día como cualquiera, Javier Bardem llegó a la casa del actor costarricense Fernando Bolaños. Tomó té a su lado, se sentó en su empolvada alfombra y hablaron durante horas sobre temas poco probables para un pequeño y sencillo apartamento de estudiantes.

La personalidad en el set de Woody Allen, el genio y figura de Penélope Cruz y su inolvidable papel de Anton Chigurh, el psicótico personaje que le valió a Bardem el Óscar de reparto por No Country for Old Men , formaron parte de una tertulia de fantasía que, sin duda, cambió la vida del actor costarricense.

“Eso fue una experiencia surreal. O sea, Bardem estaba en mi casa. Mi compañera de apartamento, cuando yo vivía en Barcelona, se lo topó en la calle, lo saludó y lo invitó a tomar el té. Él, superhumilde, aceptó y subió a hablar con nosotros ”, rememoró Bolaños.

“En ese momento me pregunté qué significaba todo eso para mí, y entendí que claro, yo era actor de cine y que ese era mi camino”, agregó emocionado.

Actualmente, Fernando Bolaños tiene 37 años de edad.
Actualmente, Fernando Bolaños tiene 37 años de edad.

Desde esa tarde, en la bella ciudad de Barcelona, Bolaños comenzó a forjarse una carrera que hoy lo tiene como uno de los actores masculinos más solicitados del cine costarricense.

Con Un hombre fe , largometraje sobre la vida del arquero nacional Keylor Navas, Bolaños estará completando su participación en diez filmes de nuestro terruño. El sonido de las cosas , de Ariel Escalante, es el más reciente estrenado en los cines de San José.

Su carrera en el cine comenzó en el 2013 con Princesas Rojas , de Laura Astorga, y desde entonces combina su trabajo en el plató con ‘chambas’ de modelo, clases de yoga, comerciales e interpretaciones ocasionales de teatro, series y videoclips –como el protagonizado para Franco de Vita Dónde está la vida –.

¡La versatilidad es su bandera! De su vida actual, su pasado y aspiraciones personales, habló Bolaños con Viva .

¿Cómo comenzó Fernando Bolaños en todo este mundo de la actuación?

Yo, de niño, era muy inquieto. Los profesores no sabían qué hacer conmigo, pues no podía parar de hablar y moverme. Entonces, alguien le recomendó a mi mamá que la actuación era un buen camino para sacar toda esa energía.

”Entonces, desde los 8 a los 12 años estuve en un curso con María Catania. Demasiado lindo. Era lo que más disfrutaba hacer durante la semana. Me encantaba”.

Pero eso fue siendo niño. ¿Qué pasó luego? ¿Cómo se consolidó esa afición?

Cuando entré a la Universidad ingresé a estudiar Informática, pero rápidamente me di cuenta que no era lo mío. Un día, buscando saber qué quería hacer con mi vida, alguien me dijo que tratara de pensar en qué era lo que yo más disfrutaba de chiquillo.

”Entonces, claro, me recordé de mi infancia y me dije: ‘voy a probar’, sin tener las cosas claras y hacia dónde iba. Entré a la carrera de Artes Dramáticas de la Universidad de Costa Rica y, en ese entonces, yo nada más sabía que llevando los cursos me sentía bien. Me encantaba hacerlo y no pensaba mucho en el futuro”.

En algún momento usted mencionó que estudiar actuación fue terapéutico. ¿Por qué lo dice? ¿Estaba pasando por algún tipo de crisis?

Fue terapéutico porque la actuación lo lleva a uno a lo profundo. A conocerse más a uno mismo, a indagar.

”Y sí, yo andaba bastante descarrilado en ese entonces. Tenía mucha rebeldía mal canalizada. Yo me sentía como desencajado, que muchas cosas no tenían sentido, y bueno, me dio por tomar alcohol. Lo más cerca para resolverlo todo estaba en la Calle de la Amargura, específicamente en Mosaicos.

”Gracias a la actuación comencé a sentirme más. La actuación requiere mucha presencia, vivir el momento. Eso es un portal hacia la espiritualidad”.

¿Cuándo apareció en su vida el cine?

La actuación teatral me terminó encantando. Yo, en ese entonces, no pensaba en el cine, no lo tenía claro, pues allá por el año 99 no se hacían tantas películas costarricenses, y más aún no había dónde estudiar cine.

Si la situación era tan poco clara con respecto al cine, entonces ¿cómo terminó usted en la gran pantalla?

Hubo dos cosas. La primera es que toda la vida vi mucho cine. A los cinco años mi papá me llevó a ver Cazafantasmas (1984) –que resultó ser aterradora para mí– y también ET (1982). Mi mamá luego me llevó a ver Alien y otras películas para adultos. Tuve pesadillas, pero yo quería verlas.

”Luego vi La misión (1986) y La Sociedad de los poetas muertos (1984). Recuerdo que lloré al final, pues me llegaban emocionalmente. Los niños entienden las cosas más de lo que la gente piensa”.

Ya mencionó una de las “cosas”, ¿cuál sería el segundo elemento que lo llevó ahí?

Me di cuenta de que quería estudiar cine una vez que viajé a Barcelona y visité el Centro de Estudios Cinematográficos de Cataluña. Un amigo mío me invitó a una clase y quedé impactado. Me abrió la mente total. Me hizo preciar el cine de otra forma.

”Me interesó tanto, que cuando terminé la universidad me fui directo para esa escuela. Me fui a estudiar Dirección de Cine y entre el 2004 y 2009 dirigí varios cortos”.

Fernando Bolaños en su primera película en el cine: 'Princesas rojas'.
Fernando Bolaños en su primera película en el cine: 'Princesas rojas'.

Todo apuntaba a que usted iba a ser director de cine, pero al final terminó delante de la cámara…

Sí, eso lo causó mi experiencia con Javier Bardem. Una experiencia muy extraña que me cambió la vida y definió mi camino.

Supongo que en ese tiempo apareció Laura Astorga y su propuesta de Princesas rojas .

Luego de vivir en Barcelona pasé dos años entre Europa, California y Costa Rica. Siempre trabajando en cosas audiovisuales –dirigiendo, editando y viajando–. También comencé a dar clases de yoga, pues lo aprendí en España.

”Pero una vez que pasé por acá, Laura me habló de un casting para una película. Yo me dije: ‘esta es mi oportunidad’. Hice el casting y, finalmente, me llamaron”.

Al parecer la película lo ancló definitivamente en el país.

Sí, mi plan era seguir dando vueltas por el mundo, pero luego salió esta película y casi al mismo tiempo una obra de teatro; entonces, me di cuenta que tenía que quedarme en Costa Rica, pues era el mejor lugar para trabajar en lo que quería.

¿Qué cree usted que convenció a Astorga para asignarle el papel de Princesas rojas ?

Creo que ella estaba mirando cómo funcionaba yo con las niñas del reparto, y la actriz Carol Sanabria, que encarnaba a la esposa. Además, analizaba qué cosa le podía recordar yo a su propio padre, pues sabemos que la película tiene algo de autobiográfico.

”Desde el principio yo hice una conexión especial con la niñas y eso le debe haber gustado. Y algo debí haberle sonado a su papá”.

Seguramente, Astorga moldeó el personaje del filme pero ¿usted aportó algo personal al papel?

Sí. Para hacer Felipe me inspiré en mi papá y mi padrastro. Ellos también estuvieron metidos en luchas de izquierda en esa época. Además, apoyaban la revolución sandinista.

”Su forma de ser era muy sólida. No muy expresivo. En ese sentido la gente vio el personaje de Felipe como muy tieso. Pero yo siento que así tenía que ser, pues así era ese tipo de personas”.

Fernando Bolaños en la película 'Viaje', de Paz Fábrega.
Fernando Bolaños en la película 'Viaje', de Paz Fábrega.

De todos los personajes que ha interpretado hasta ahora, siente que alguno no satisfizo del todo. ¿Que le faltó?

En Princesas rojas siento que el personaje de Felipe tiene cosas muy valiosas, pero por otro lado me quedó una gran espina. Siento que el personaje pudo haber sido explorado con más profundidad, en más niveles. Hubiese querido que fuera menos plano.

Y en el otro polo, ¿con cuáles papeles se ha sentido mejor?

Con los más recientes: Viaje , de Paz Fábrega, y El sonido de las cosas . Son los trabajos que creo están mejor actoralmente.

¿Por qué lo dice?

Tiene mucho que ver con las cantidad de tiempo y el tipo de ensayo. Todo el trabajo previo y, por supuesto, la dirección.

”Otro tema es la experiencia. Pues como todo uno va mejorando con el tiempo, con la práctica”.

Laura Astorga dice que usted es un actor “muy versátil” y Miguel Gómez, quien lo tuvo a usted en Italia 90 , que usted es “bien parecido” y que eso ayuda. ¿Qué le parecen estos calificativos?

“Me encanta lo de versátil. Lo de bien parecido, diay sí, todo bien con eso también (se ríe). Yo trato de hacer cosas muy diferentes y he tenido la suerte de poder hacerlo. Espero seguir en esa línea.

”Es muy satisfactorio poder salirse de lo que uno es normalmente. Todos tenemos un personaje para el día a día, pero cuando actúas te permites hacer otra cosa y liberarte. Entonces, entre más personajes podás hacer, es más rico”.

No le da algo de temor ser encasillado como un galán. Lo digo por el calificativo de “bien parecido”.

Uno no quiere caer en eso, uno quiere que la gente vea el trabajo actoral y no cosas superficiales. No importa ser galán, eso es chiva. Pero no quisiera hacer siempre un personaje así.

Fernando Bolaños en la última película que llegó a la cartelera tica: 'El sonido de las cosas'.
Fernando Bolaños en la última película que llegó a la cartelera tica: 'El sonido de las cosas'.

Por una escena de Viaje , podría decirse que es usted el primer actor tico en hacer un semidesnudo en una película nacional. ¿Cómo fue esa experiencia?

Esa escena, como casi todo en Viaje , surgió en el momento. A mí me pareció bastante cómico hacerla, que podía ser divertido salir así y que unos turistas me vieran.

”La hice tranquilo porque me sentía en mucha confianza con el equipo de producción, con el que habíamos cocinado y dormido juntos durante varios días en la zona de Rincón de la Vieja.

Más allá de lo que piensan los demás de usted, ¿cuáles considera son sus mayores cualidades como actor?

Que soy un actor dispuesto a trabajar mucho. Me encanta trabajar. Tengo pasión por mi trabajo. Si un director me dice que tenemos que ensayar durante un año para sacar una película de primer nivel, yo lo hago encantado. Siempre quiero sacar lo máximo, llegar al máximo nivel posible.

” Lo otro sería que me puedo acoplar a distintos tonos. También que soy director y entiendo muy bien lo que pasa alrededor”.

En materia de cine, ¿qué se necesita en Costa Rica para mejorar a nivel actoral?

Se necesitan mas escuelas enfocadas en actuación para cámara. Ya hay cursos, pero no una escuela. A mí lo que me ayudó es que veo mucho cine; cuando hay un festival me veo hasta cuatro funciones diarias, además de mis estudios en dirección.

O sea, que usted ya tenía claro que no debía modular o impostar la voz, tal como en el teatro.

Sí claro, eso es un proceso, una transición. Y no todo el mundo la logra hacer.

¿Qué cine le gusta ¿Se ve actuando en cintas extranjeras?

Amaría trabajar en películas internacionales. Sea latinoamericanas, europeas o hollywoodenses. En todos los lugares hay películas alucinantemente buenas.

”Eso sí, no haría cualquier película. De hecho, en Costa Rica he rechazado unas tres”.

En 'El lugar más feliz del mundo', Fernando Bolaños tuvo su debut en un filme cómico.
En 'El lugar más feliz del mundo', Fernando Bolaños tuvo su debut en un filme cómico.

¿Su actor y director preferidos?

Daniel Day Lewis, ¡qué actor más bueno! Como director Paul Thomas Anderson. Me encantaría trabajar con ellos.

¿Cómo se ve Fernando Bolaños dentro de 10 años?

Haciendo cine alrededor del mundo. Ojalá con grandes directores o directoras haciendo personajes que me lleven a retos grandes y complejos.

CINTAS TICAS EN LAS QUE HA TRABAJADO FERNANDO BOLAÑOS

-PRINCESAS ROJAS (2013)

En el filme de Laura Astorga, debuta en el cine como Felipe. En la trama hace las veces del padre de las niñas protagonistas, un hombre radical, revolucionario y poco expresivo.

-ITALIA 90: LA PELÍCULA (2014)

El cineasta Miguel Gómez lo ficha para encarnar al exfutbolista Róger Flores. La trama gira alrededor de la hazaña mundialista de la Selección Nacional en Italia.

-MUÑECAS RUSAS (2014)

A las órdenes de Jurgen Ureña, Bolaños tiene un pequeño papel en la singular película. Apenas sale como un minuto en el metraje, pero cuenta en su currículum.

-VIAJE (2015)

En Viaje, la cineasta Paz Fábrega le asignó la tarea de interpretar a Pedro. Un joven estudiante de Biología que vive una relación sin ataduras con una joven llamada Luciana.

-EL LUGAR MÁS FELIZ DEL MUNDO (2015)

En su primera incursión en una comedia fílmica, Bolaños da vida a Frederick, el "menos malo" de los villanos de la cinta. Es el personaje que recibe más bulliyng en el filme.

-EL SONIDO DE LAS COSAS (2016)

Encarna a Santiago, un gran amigo de Claudia (Lilliana Biamonte), protagonista de la cinta. Su aparición cambiará el rumbo de muchas cosas en la trama.

FILMES POR ESTRENAR EN LOS QUE ESTARÁ FERNANDO BOLAÑOS:

Despertar, de Soley Bernal (estreno en 2017)

Un hombre, de Aaron Acuña. (Estreno sin definir).

Buscando a Marcos Ramírez, de Ignacio Sánchez (estreno 2017)

Hombre de fe, sobre la vida de Keylor Navas (estreno 2017)