Este filme está compuesta por siete segmentos animados que ilustran piezas de música clásica.

Por: Alejandro Méndez Leiva 13 noviembre, 2015

El 13 de noviembre de 1940 se estrenó Fantasía, una de las mayores producciones de Disney y que tuvo una difícil recepción en su momento, pero que a la vez llegó a convertirse en un ícono del cine mundial.

En su estreno la película fue un fracaso en taquilla, pero fue una producción muy ambiciosa debido a la tecnología que se utilizó en ese momento y al nacimiento de un género de animación completamente nuevo: incluía piezas musicales elaboradas por la Orquesta de Filadelfia.

La idea de hacerla surgió del mismo Walt Disney en 1937. Disney se reunió con el reconocido director de orquesta Leopold Stokowski a quien le propuso ilustrar algunas de las piezas musicales clásicas más populares de todos los tiempos.

Este clásico está compuesta por siete segmentos animados completamente diferentes y sin relación uno del otro que ilustran ocho clásicos musicales. La música de compositores como J.S. Bach, Piotr Ilich Chaikovski y Beethoven debía quedar plasmada ya que era lo esencial en la película.

El segmento más recordado es El aprendiz de brujo, protagonizado por Mickey Mouse y en el que se usa una pieza musical del mismo nombre del compositor francés Paul Dukas.

En 1999 se estrenó la secuela titulada Fantasía 2000, aunque fue un fracaso en taquilla al recaudar solo $90 millones. Se invirtió en ella $80 millones.

Etiquetado como: