En 'La estrella de Belén' un animalito de granja tiene el sueño de hacer algo importante: un día conoce a José y María y se embarca en una misión enorme

Por: Alexánder Sánchez 6 diciembre
El burro Bo acompañado “del niñito” y su banda de simpáticos y parlanchines colaboradores. CORTESÍA DE DISCINE
El burro Bo acompañado “del niñito” y su banda de simpáticos y parlanchines colaboradores. CORTESÍA DE DISCINE

Un simpático burrito, a pocos días de la esperada noche de Navidad, irrumpe en la cartelera tica para preparar el corazón de los más chicos y contagiarlos aún más de la magia de esta épocas.

La estrella de Belén (The Star, 2017) se llama la película en estreno, una animación de Sony Pictures que, por decirle así, enciende hoy jueves las luces del arbolito y pone las guirnaldas en las salas de proyección de todo el mundo.

Es costumbre que sea así. Ya sea en el cine o en la televisión, una cinta animada con nieve, trineos y muchos regalos suele animar este mes especial. Bajo ese estilo enumeramos películas que han marcado la infancia de muchos tales como ¡Cómo el Grinch se robó la Navidad! (1966), Arthur Christmas: Operación regalo (2011), El Expreso Polar (2004) y La Navidad de Mickey (1977), entre otras.

La estrella de Belén es una cinta comercial de la misma camada –en el sentido de que es una película de Navidad–, pero diferente en que no es Santa Claus ni ningún miembro de su universo imaginario el protagonista: esta vez es el nacimiento de Jesús el que motiva al burrito Bo a embarcarse en la aventura de su vida.

“Es interesante que sea así, ya que siempre me ha parecido una contradicción que el llamado cine navideño, que casi se ha considerado un género fílmico, habla poco o nada del origen religioso que motiva estas fechas”, comentó Mario Giacomelli, crítico de cine.

Todo valdrá la pena cuando Bo y sus amigos lleguen a pesebre y contemplen al niño. FOTO: Cortesía de Discine
Todo valdrá la pena cuando Bo y sus amigos lleguen a pesebre y contemplen al niño. FOTO: Cortesía de Discine

“La única película comercial reciente que recuerdo, que tocó directamente la temática, fue The Nativity Story (2006), aunque no era animada. Esta fue una película muy buena que pasó desapercibida, ya que creo que el gusto por las cintas de corte religioso se ha perdido bastante. De hecho, en ese sentido, La estrella de Belén es una apuesta”, opinó el crítico.

En La estrella de Belén, tal como lo dice su tráiler, cuenta la historia de la primera Navidad “como jamás se había contado”. Es decir, desde el punto de vista de los animales, aquellas criaturas que vemos siempre inmóviles en los pesebres de barrio.

La tradición dice que los animales, con su fuerte aliento, ayudaron al niño Jesús a permanecer caliente durante noches en que permaneció en el establo. Sin embargo, con humor y gracia la nueva película animada dice mucho más de los burros, los bueyes, los camellos y las ovejas de la Noche Buena.

Así, en la película, conocemos a Bo, el burrito, quien es un animal valiente y trabajador. Sin embargo, el tierno asno parlanchín añora una vida más allá de sus labores diarias en el molino de la villa.

“Un día Bo encuentra el valor para liberarse y se hace amigo de los recién casados José y María. La amabilidad de María pronto encamina a Bo en la aventura de sus sueños”, detalla la sinopsis de la película.

Bo ha entendido, de una forma particular, que ha sido llamado para una misión verdaderamente importante.

Con ese convencimiento y guiado por una fulgurante estrella, Bo emprende un peligroso camino, en el que dichosamente encontrará compañía.

Ojo con estos camellos. Se ven serios pero en realidad son super bromistas.
Ojo con estos camellos. Se ven serios pero en realidad son super bromistas.

Se topará con Ruth, una adorable oveja que perdió el rebaño al que pertenecía; Dave, un palomo un tanto ambicioso y tres bromistas camellos. Aquello será un simpático y efectivo equipo de animales de establo.

“Bo y sus nuevos amigos siguen la estrella y se convierten en los improbables héroes de la historia más grande jamás contada: la primera Navidad”, agregan las notas de producción del filme.

De hecho, Bo y compañía se convierten en testigos clave de cada situación que atraviesan María y José. Antes del momento culmen, el burro acompañará y defenderá a María de los distintos peligros que, sin saberlo, la acechan en el viaje.

¿Herodes? Sí, claro. Él será uno de los villanos.

Lecciones y detalles.

Un detalle interesante de La estrella de Belén es que no es una reconstrucción histórica de lo acontecido hace 2.000 años en Belén.DeVon Franklin, productor ejecutivo del filme, y su director, Timothy Reckart, eran conscientes de que mucha gente ya conoce la historia de la Natividad al dedillo, por eso quisieron enfocar la cinta en lo que podría haber ocurrido alrededor de la historia central.

“Formulamos preguntas tales como ‘¿Qué hacían los camellos en ese momento?’. Así descubrimos oportunidades de diversión e inventiva”, explicó Franklin.

“En esa misma línea creo que logramos presentar a María y a José como personajes reconocibles que se ríen, tienen miedo y se encuentran a sí mismos en el centro de esta asombrosa historia. Allí despliegan toda su humanidad”, agregó.

El palomo Dave será uno de los mejores consejeros de Bo. FOTO: Cortesía de Discine
El palomo Dave será uno de los mejores consejeros de Bo. FOTO: Cortesía de Discine

Para Franklin, además, La estrella de Belén no es solo una película para celebrar la Navidad. Dentro del corazón de la producción se encierran valores importantes como el trabajo en equipo, la sana ambición y la esperanza.

“Nos habla de salir de tus propias perspectivas, a veces estrechas. También no habla de la colaboración entre los diferentes seres, pues nuestro héroe, Bo, necesita que los otros animales le ayuden para tener éxito”, explicó Franklin.

“También se aborda la esperanza, pues debes creer en lo imposible para que esto ocurra. Se trata de cómo algo que parece pequeño puede ser más grande que su aspecto. Bo siempre quiso hacer algo importante y empieza a buscarlo de un modo inimaginado”, agregó.

Reckart es más específico a la hora de explicar el sentido de su obra. Para él, la película tiene un mensaje central que resultará claro al final de los 86 minutos de metraje: “La grandeza a menudo tiene el aspecto más humilde y este es, justamente, el mensaje esencial de la Navidad”.

Perspectivas.

Aunque Variety dice que La estrella de Belén “ofrece una versión juguetona de la natividad de Jesús” y “una idea lo suficientemente encantadora para los niños”, no todos los críticos tienen visiones a favor del filme.

The Hollywood Reporter opina que la cinta es “aceptable, aunque poco inspirada”, mientras que The Wrap es un poco más duro en sus apreciaciones: “lanza mensajes bíblicos de manera torpe”, apunta.

María y José en La estrella de Belén.
María y José en La estrella de Belén.

Pero más allá de lo que opinen los expertos, lo cierto del caso es que La Estrella de Belén –primera y al parecer única apuesta con temática navideña en este diciembre–, espera encantar a grandes y chicos en las butacas. La película, que fue nominada en los premios Annie en la rama de mejor montaje y mejor storyboard, se exhibirá en todos los cines ticos, en formato tradicional 2D.

Animadas de siempre

Para cine o para televisión, estas diez producciones animadas evocan la nostalgia y alegría del espíritu decembrino.


LA NAVIDAD DE CHARLIE BROWN (1965)

Muchas series animadas han tenido episodios o películas de Navidad. Este mediometraje para televisión, sin embargo, fue uno de los primeros y uno de los más recordados.

¡CÓMO EL GRINCH SE ROBÓ LA NAVIDAD! (1966)

Todo un clásico es esta película, basada en un cuento infantil del Dr. Seuss. El Grinch, que odia la Navidad, trama un macabro plan para arrebatarle la alegría de la época al pueblo de Felizlandia.

SANTA LLEGA A LA CIUDAD (1970)

En stop motion este filme es sin duda otro clásico. En ella un cartero, narra a niños y animales la historia de Kris Kringle el hombre que se convertiría en Santa Claus.

LA NAVIDAD DE LOS PICAPIEDRA (1977)

¿Quién se iba imaginar a Pedro Picapiedra como Santa Claus? Pues hay que verlo volando el trineo más famoso del mundo, junto Pablo Mármol como su divertido ayudante.

LA NAVIDAD DE MICKEY (1983)

Disney se apunta a celebrar la Navidad con esta cinta, basada en la obra Cuento de Navidad, de Charles Dickens. Donald, Rico McPato, Minnie, Goofy salen en la gustada producción.

El EXTRAÑO MUNDO DE JACK (1993)

Producida por Tim Burton y dirigida por Henry Selick, la cinta narra la historia de Jack, el señor de Halloween, quien decide cambiar la Navidad y raptar a Santa Claus.

UN CUENTO DE NAVIDAD (2001)

La historia escrita por Charles Dickens vuelve a ser recreada en un largometraje. Se trata de una película británica que tiene acción real pero es mayoritariamente animada.

EL EXPRESO POLAR (2004)

Con la técnica de captura de movimiento, Robert Zemeckis nos cuenta la historia de un niño que ya no cree en Santa Claus. Un viaje al Polo Norte lo hará reír de nuevo.

LOS FANTASMAS DE SCROOGE (2009)

Otra de las tantas adaptaciones de la obra de Charles Dickens. Zemeckis, de nuevo, usa la técnica de captura de movimiento para refrescar la famosa historia.

OPERACIÓN REGALO (2011)

Conocida en inglés como Arthur Christmas, muestra a Santa Claus a punto de jubilarse. Uno de sus hijos lo revelerá en la misión, pero no el que el mundo esperaba.