Por: Arturo Pardo V. 4 enero, 2014

Durante los sábados del mes de enero se proyectarán tres películas con tono crítico, cuestionador y rebelde como parte de las sesiones organizadas por el Club Magaly.

En dicha sala josefina comenzará la serie, este mismo 4 de enero, cuando se presente La ley de Herodes , a la 1 p. m. El valor de la entrada es ¢2.300.

El título –obligatorio para quienes disfrutan de la política en el cine– es una obra mexicana de 1999. En ella, un poblano de San Pedro de los Saguaros sustituye a un alcalde al que decapitaron por ser corrupto. La duda es si él logrará alejarse de lo hecho por su predecesor.

El sábado 11 no habrá función, mientras que el 18 se podrá disfrutar de la cinta uruguaya El último tren , del director Diego Arsuaga; el 25, le corresponde la oportunidad a la película francesa El capital . Todas programadas para la 1 p. m.

“Casi siempre, el cine industrial es homogéneo y busca homogeneizar a los espectadores... Sin embargo, hay otros directores y autores que tienen cosas que decir y las dicen con sus películas. Cuestionan al sistema mismo”, escribe el crítico de cine Wílliam Venegas, quien fungirá como forista en cada tanda, junto a su colega Yoshua Oviedo.