Con un sangriento y mortal enfrentamiento, se da por terminada la saga fílmica de Los Juegos del Hambre. Katniss Everdeen, con rencor y gritos de justicia en su pecho, llevará la revolución al extremo e irá a la caza del presidente Snow

Por: Alexánder Sánchez 19 noviembre, 2015

Como si fuera poco tener al Capitolio respirando en su nuca, Peeta Mellark (Josh Hutcherson) casi termina estrangulando a Katniss (Jennifer Lawrence) ¿Recuerdan esa dramática escena?

Así terminó Sinsajo: parte 1 (2014), el inicio del final de una aventura fílmica que, con su esperada segunda parte, impregnará a los cines ticos de martirio, desolación y guerra.

“Habrá muerte de personajes muy queridos y eso impactará mucho. Serán momentos muy angustiantes para nosotros y no cabe duda de que ahí, sin duda, lloraremos”, advirtió Geraldine González, fan costarricense de la afamada saga.

Junto a amigos como Gale Hawthorne (Liam Hemsworth), Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) asumirá el reto de asaltar el Capitolio. Videomark para LN
Junto a amigos como Gale Hawthorne (Liam Hemsworth), Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) asumirá el reto de asaltar el Capitolio. Videomark para LN

Es en serio. No hay dudas: desde hoy, y con el voto de apoyo de buena parte de la crítica, con Sinsajo: parte 2 la saga de Los Juegos del Hambre se lucirá mostrando la etapa más sombría de su popular universo.

“Los juegos y la diversión se vuelven más oscuros”, aseguró Variety sobre el nuevo filme , el final de una saga de películas que inició en el 2012 con Los juegos del hambre , continuó en el 2013 con En llamas y que en el 2014 dio su más reciente zarpazo con la primera parte de Sinsajo .

Pero, exactamente, ¿qué veremos en el epílogo de la saga?

Sinsajo: parte 2 comienza con Katniss recuperándose del ataque que sufrió por parte de Peeta, quien tras su período como prisionero del Capitolio ha regresado confundido, sin saber qué es real o no.

Pues bueno, tratar de matar a Katniss es solo una pequeña muestra de su demencia.

“Peeta, literalmente, se vuelve loco en esta última película. Él ya trató de estrangular a Katniss, lo cual es un cambio dramático en el personaje, pues él la ama. Su cuerpo fue liberado, pero su mente sigue en la prisión”, dijo Hutcherson, sobre la última situación de su personaje.

El caso es que el estado de Peeta golpea duro el corazón de Katniss. Eso resulta ser el empujón que necesita la heroína para terminar de ponerse al frente de la rebelión e irse contra el Capitolio con todas sus fuerzas.

Ya Katniss no es la solidaria niña que, en Los Juegos del Hambre (2012), se ofreció como tributo para salvar a su hermana Prim. Ahora tiene rencor en su alma y tiene claro que es la esperanza de todos los distritos de Panem.

“Creo que se ha vuelto un poco insensible. Ha experimentado demasiado”, dijo Lawrence sobre el desarrollo de la personalidad de Katniss.

En ese sentido, ahora que se cuide el presidente Snow (Donald Sutherland), pues todas las flechas de la guerrera irán dirigidas a él. Acabarlo, de una vez por todas, será su gran objetivo.

Contexto. Para ubicar a la audiencia, Sinsajo: parte 1 se enfoca en las preparaciones con las que los rebeldes pretenden dar el golpe final al Capitolio.

Hasta para ir a la guerra | HAY QUE VERSE BIEN. EL EXTRAVAGANTE PERSONAJE DE EFFIE TRINKET (ELIZABETH BANKS), PREPARA KATNISS EVERDEEN PARA LA BATALLA FINAL. VIDEOMARK PARA LN
Hasta para ir a la guerra | HAY QUE VERSE BIEN. EL EXTRAVAGANTE PERSONAJE DE EFFIE TRINKET (ELIZABETH BANKS), PREPARA KATNISS EVERDEEN PARA LA BATALLA FINAL. VIDEOMARK PARA LN

En la segunda mitad de Sinsajo , Katniss y su equipo se adentran en la capital de Panem (el Capitolio), que ha sido convertida en una peligrosa arena llena de trampas y artilugios. El juego de Snow comienza allí.

“Damas y caballeros, bienvenidos a los 76.° Juegos del Hambre”, advierte con claridad Finnick Odair (Sam Claflin), tributo del distrito 4 que, al igual que Gale Hawthorne (Liam Hemsworth), luchará codo a codo al lado de Katniss.

En la misión ayudará también la presidenta de la rebelión, Alma Coin (Julianne Moore), quien moverá los hilos para soportar los embates de la guerra. Claro que, entre ella y Katniss, habrá un sensible y e inesperada separación de criterios.

“Algo se pondrá muy tenso entre Katniss y Coin. Creo que ella se da cuenta que Coin está haciendo cosas similares a las que hace Snow”, reveló Lawrence en una reciente entrevista.

Tampoco faltará la aparición de Philip Seymour Hoffman encarnando a Plutarch Heavensbee –el gran orquestador de la revuelta–, que a pesar de su deceso en el 2014 alcanzó a grabar escenas claves del filme.

Quiebre final. Como se menciona al principio, en Sinsajo: parte 2 hay numerosas tragedias y pérdidas de varios personajes, pero en medio de toda la acción y el suspenso, la pérdida más grande podrían ser los ideales de la añorada revolución.

Katniss –y también la audiencia– deberá reflexionar sobre quiénes son realmente los aliados y qué medios se justifican para ganar una guerra.

¿Qué pasa cuando se derroca a un gobierno autoritario?, ¿puede ser peor lo que viene?

Ese conflicto interior –convertido en toda una cavilación política para el mundo real–, es el que lleva a la protagonista a una radical y sorprendente decisión. Ojo con eso, porque decidirá para siempre el futuro de la sufrida Panem y otorgará a la cinta un aire de distinción.

Es ese preciso y atractivo elemento, el que llevó a Donald Sutherland a sentirse atraído por la historia de Los Juegos del Hambre , una saga que basa su acción en la trilogía de libros creada por Suzanne Collins y que ha vendido 65 millones de copias alrededor del mundo.

El presidente Snow | (DONALD SUTHERLAND), VIVIRÁ EN SINSAJO:PARTE 2 LOS MOMENTOS MÁS AGRIOS DE SU VIDA COMO DICTADOR. ¿CAERÁ AL FIN SU IMPERIO? VIDEOMARK PARA LN
El presidente Snow | (DONALD SUTHERLAND), VIVIRÁ EN SINSAJO:PARTE 2 LOS MOMENTOS MÁS AGRIOS DE SU VIDA COMO DICTADOR. ¿CAERÁ AL FIN SU IMPERIO? VIDEOMARK PARA LN

“Era la primera vez en años que leía algo que pudiera volverse un estímulo político-creativo para los jóvenes”, dijo Sutherland sobre el guión.

Fue tanto su encanto con los guiños políticos de la historia que Sutherland, personalmente, escribió una carta a Francis Lawrence –director del filme– solicitándole que le permitiera encarnar al presidente Snow.

En resumidas cuentas, Katniss lo que tiene es hambre, pero un hambre de justicia, libertad y bienestar para Panem. Más allá de sus motivaciones sentimentales y su creciente rencor contra el presidente Snow, “ella desearía que no haya guerra”, argumenta Hutcherson.

“Peeta piensa igual que Katniss, pero por desgracia, al final, los dos se dan cuenta que deben protagonizar la revolución”, agregó el actor en una entrevista para El País , de Uruguay.

Es claro que Sinsajo: parte 2 es una de esas encrucijadas donde el querer y el deber no se llevan. Para Katniss y sus aliados hay que empuñar las armas y convertirse, aunque no lo quieran, en otra ficha del nuevo y macabro ajedrez del presidente Snow.

No hay de otra ¡es la guerra!, lo único que esperan es poner en jaque al malvado rey de Panem.