Por: Alexánder Sánchez 26 septiembre, 2014

Se trata de “la película más emocionante, violenta y elegante de su género en mucho tiempo”, así motivó The Hollywood Reporter para que nadie se pierda El justiciero ( The Equalizer , 2014), filme que se estrenó ayer en el país .

Denzel Washington, gladiador por excelencia del cine de acción, se transforma en un indómito justiciero en este esperado , thriller en el que se reencuentra con Antoine Fuqua (Training Day ) y sus vertiginosas aventuras.

En El justiciero, Washington se mete en la piel de Robert McCall, un hombre que intenta pasar desapercibido, pero a quien las circunstancias que lo rodean lo empujan a convertirse en una máquina de matar.

El doble ganador del Óscar, Denzel Washington, protagoniza El justiciero . Cinta disponible en 2D y 4DX. | DISCINE/LN
El doble ganador del Óscar, Denzel Washington, protagoniza El justiciero . Cinta disponible en 2D y 4DX. | DISCINE/LN

“Él está tratando de mantener el pasado en el pasado, quiere ser normal, encajar. Creo que tiene miedo de lo que es realmente, y está esforzándose por no ser esa persona. Esto le funciona por un tiempo”, comentó Washington.

El justiciero tiene su premisa en una serie de televisión de los años 80 , en la que el protagonista tomaba partido a favor de los indefensos y jugaba el papel de héroe.

Sin embargo, la película tiene su propia personalidad.

En la cinta, McCall, empleado de un almacén, entabla una relación amistosa con una Teri (Chlöe Grace Moretz), una joven que vive sometida al violento control de la mafia rusa.

Tras una serie de abusos, el hombre decide ayudar a la chica, cueste lo que cueste.

Así, McCall echará mano a una serie de habilidades que tenía ocultas y que sorprenderá a los criminales del largometraje.

“No hay nada de superhumano en lo que él hace”, explicó Fuqua, al indicar que sus habilidades de lucha se basan en las de unidades de operación especial muy bien entrenadas.

“Es más ciencia que ciencia ficción. Hay gente que hace esto para el Gobierno como forma de vida”, aseguró el director.

Tanto Washington como Fuqua aseguraron que el origen del protagonista es “muy realista” y se mostraron satisfechos con un filme que ha divido a la crítica.

Mientras The Hollywood Reporter no se cansa de piropear la cinta , Variety dice que es “ muy larga, pesada y que ni siquiera es la mitad de divertida de lo que debería haber sido ”. Eso sí, ambas visiones coinciden en el gran desempeño de Washington.

El trabajo de Washington sostiene, de principio a fin, la intensidad de un filme con un argumento algo previsible y un final esperado. El único cabo suelto será la identidad de McCall, una cuestión que seguramente se abordará en una próxima secuela.

Por el momento, lo único que sabremos es que McCall es un oficial de inteligencia, ya retirado.