18 enero, 2013

¡Es una auténtica pesadilla! Un día cualquiera Jill Parrish (Amanda Seyfried) regresa a su casa y, de pronto, descubre que su hermana Molly ha desaparecido.

Doce horas ( Gone, 2013), filme que se estrenó ayer en Costa Rica, relata la desesperada búsqueda que emprende Jill, al sospechar que fue secuestrada por un asesino en serie.

Jill, quien en el pasado sufrió el ataque de un delincuente similar, acude a la policía por ayuda pero es ignorada por completo.

Además, la angustia aumenta cuando Jill presiente que su hermana es víctima del mismo asesino que la atacó a ella.

“Al temerse que Molly pueda estar muerta para la puesta de sol, Jill decide ir a la caza del asesino, sacar a la luz sus secretos y salvar a su hermana”, dice la sinopsis de la película.

En el país, el filme dirigido por Heitor Dhalia se exhibirá en Citicinemas Jacó, Cinépolis (Terramall y Metrópoli) y Multicinemas (Liberia y Paraíso).

Etiquetado como: