Por: Gloriana Corrales 3 julio, 2013

La actuación es un trabajo que implica altos niveles de exigencia. Así lo reconoce el psiquiatra Francisco Golcher, asesor del Ministerio de Salud en los programas de salud mental.

“Los actores y las actrices se ven presionados por los papeles que tienen que asumir y tienen que hacer grandes esfuerzos a nivel físico y a nivel psicológico. Se leen la historia, la vida del personaje para hacer una muy buena interpretación, casi viven el personaje”, explicó.

Según Golcher, muchos de los famosos no buscan adecuadas válvulas de escape al estrés que les genera su trabajo.
Según Golcher, muchos de los famosos no buscan adecuadas válvulas de escape al estrés que les genera su trabajo.

Golcher afirma que es posible que este objetivo se pueda convertir en una obsesión para los famosos, aun a costa de poner en riesgo la vida.

Además, el especialista señaló que, muchas veces, las actitudes extremas revelan trastornos mentales o alimentarios.

“Hay pacientes que durante la interpretación de un protagónico, por la demanda del trabajo, del estrés, el cansancio, la falta de sueño e, incluso el abuso de sustancias, pueden tener una descompensación de su cuadro de fondo y llegan a cometer actos que atentan contra su estabilidad emocional y física”.

Según Golcher, la presión lleva a muchos actores a consumir estimulantes para mejorar el estado anímico y aumentar los niveles de energía. Sin la adecuada supervisión médica es posible incurrir en una sobredosis que puede resultar mortal o en intentos de suicidio.

Otro de los factores agravantes es que muchos de los artistas podrían recurrir al alcohol, al sexo, las drogas y otras conductas peligrosas, como el manejo temerario, como válvulas de escape.

“También es una forma de llamar la atención, porque mantenerse vigente es importante en los medios artísticos”, afirmó el psiquiatra costarricense.

“La gente cree que la vida que llevan ellos es muy glamorosa, pero en realidad es una vida bastante fuerte”, agregó.

Ante la presencia de factores de riesgo para la salud mental, Golcher recomienda practicar deporte, meditación, pasar tiempo de calidad con familiares y amigos, así como mantener una buena alimentación, dormir bien y evitar el uso de drogas.

Etiquetado como: