Por: Alexánder Sánchez 24 octubre, 2014

Ya no más como Charlot, pero sin que eso signifique perder una gota de su encanto. En Monsieur Verdoux (1947), Charles Chaplin entierra a su icónico personaje y se abre a un nuevo espectro interpretativo.

Monsieur Verdoux , filme que se exhibirá mañana en el cine Magaly (1 p. m.), es una película basada en hechos reales, aclamada por la crítica y en la que Chaplin encarna a un caballero de cuestionable existencia.

“Cuenta la historia de Verdoux, un hombre de doble vida. Por un lado es un respetable hombre casado, pero por otro es un seductor que, bajo otra identidad, se dedica a casarse con viudas ricas a las que, posteriormente, asesina para quedarse con su fortuna”, dice la sinopsis de la película.

La cinta, que estuvo nominada al Óscar en la rama de mejor guion original, es el segundo largometraje hablado que protagoniza Chaplin. Se caracteriza por transmitir un espíritu desesperanzado, impulsado por un personaje sin escrúpulos.

“La cinta significa una ruptura del estilo tradicional de Chaplin. Esta vez, el actor es más directo con la crítica social que con el humor mismo”, explicó William Venegas, crítico de cine de La Nación .

“Para mí es la mejor película de Chaplin, pero la menos vista”, agregó el crítico.

Un cineforo, dirigido por el experto Gonzalo Montero, acompañará la proyección del filme.