24 abril, 2012
 Hugh Grant arremetió contra la invasión de la privacidad de la prensa británica. Archivo.Denuncia.
Hugh Grant arremetió contra la invasión de la privacidad de la prensa británica. Archivo.Denuncia.

Con el episodio de su arresto por haber sido descubierto con una prostituta en Los Ángeles en abril del año pasado, Hugh Grant se volvió a ubicar en el ojo de un huracán. Uno, en todo caso, del que salió bien parado.

El actor publicó un artículo en la revista británica New Statesman donde reproducía una conversación con el expaparazi Paul McMullan –grabada en secreto por el actor–, quien denunciaba que editores de los periódicos Daily Mail y News Of The World ordenaron a periodistas realizar intervenciones telefónicas ilegales a distintas fuentes, con el consentimiento de políticos y el involucramiento de la Policía.

El artículo fue clave dentro del escándalo que tiene al centro al mismísimo empresario de las comunicaciones Rupert Murdoch.

“La verdad es que fue aterrador; es un escenario aterrador, la combinación de prensa sensacionalista, policía y gobierno", dijo Grant.

Y agregó: “Pero también sentía mucha rabia, así que fue algo catártico poder trabajar en el problema. También fue gratificante demostrarle a toda esa gente que pensaba que era todo mentira, que en realidad era todo cierto. ¡Y en el momento estaba muerto de susto porque temía que la grabadora no funcionara!".