Por: Gloriana Corrales 17 mayo, 2015

El documental Amy , que llegó a Cannes precedido de una gran polémica por el rechazo de su familia, se estrenó en medio de un ambiente más bien frío en el festival de cine de Cannes.

La cantante se muestra como talentosa, pero muy influenciable.AP/Archivo
La cantante se muestra como talentosa, pero muy influenciable.AP/Archivo

“El documental de Asif Kapadia (...) no ha sorprendido en Cannes por posibles nuevas revelaciones sobre su turbulenta vida”, apuntó el diario El País .

Amy Winehouse, fallecida en el 2011 a los 27 años, aparece como una joven con un amor muy fuerte por la música, consciente de un talento que no sabe gestionar y con muchas carencias emocionales debido a la falta de rigor en su educación por parte de su madre, el abandono de su padre y la dependencia patológica de su marido, Blake Fielder-Civil.

El documental está narrado casi de forma cronológica, desde la fiesta del cumpleaños número 14 de una de sus amigas hasta el día de su muerte. Mezcla imágenes de la vida privada y pública de la cantante con testimonios, en su mayoría en voz en off , de las personas más cercanas a ella.

Afectuosa con sus amigos, obsesiva y con unas fuertes tendencias autodestructivas, el filme muestra la inevitabilidad del destino de Amy, abocada desde un principio a un trágico final.

A finales del año pasado, Kapadia mostró un adelanto a la familia de la fallecida artista y recibió el visto bueno. Empero, hace dos semanas, su padre dijo que la cantante estaría “furiosa” con el resultado. Además, el último novio de Winehouse, Reg Traviss, reclamó por su reducida participación en el documental.