Vean la conversión de jóvenes en héroes, el comienzo de la aventura que llega a los poscréditos del filme

Por: William Venegas 27 marzo

De verdad que donde uno menos piensa salta la liebre. Pueden ser cinco liebres o cinco jóvenes (tres varones y dos mujeres, porque con cinco no hay manera de ir al 50%). Lo cierto es que, conforme se desarrolla, uno se siente bastante bien con el filme Power Rangers (2017).

Esta franquicia nació en 1993 para la televisión, para decirnos que no siempre la adolescencia es un mal necesario. Que también los jóvenes pueden ser héroes, incluso superhéroes, que pueden ser menos triviales y más generosos o menos superficiales y más solidarios.

El éxito de la serie llegó al cine. Tras distintas películas, ahora, con guion bien logrado de John Gatins y una dirección bastante creativa de Dean Israelite, llega la versión que nos narra el comienzo de los famosos héroes. Lo hace con cuidado, con solvencia, diseñando muy bien cada uno de los cinco personajes y articulando con buen pincel las relaciones surgidas entre ellos.

El filme toma cuerpo con una historia que es el comienzo de las aventuras de los Power Rangers ( reebot ). También es película iniciática, porque muestra el proceso que lleva a los cinco jóvenes a asumir su compromiso en favor de la justicia y de la humanidad (aquí amenazada desde otro espacio y otro tiempo).

Son cinco temperamentos distintos, pero el guion de Power Rangers va disponiendo las piezas de manera sutil –de una en una– hasta tener el rompecabezas del todo bien armado en acciones y en temperamentos de los personajes.

Lo que evita la mejor calificación de esta película es que, al final, durante mucho tiempo de su metraje, el filme debe ceder a la tradicional y exagerada lucha de “buenos” contra “malos”, en la que no queda piedra que se sostenga ni cañería que no reviente. Ustedes saben cómo son.

Buen equipo. RJ Cyler, Naomi Scott, Ludi Lin, Dacre Montgomery y Becky G (al frente) encarnan a los Power Rangers. BALUN FILMS PARA LN
Buen equipo. RJ Cyler, Naomi Scott, Ludi Lin, Dacre Montgomery y Becky G (al frente) encarnan a los Power Rangers. BALUN FILMS PARA LN

Eso sí, el director Dean Israelite, quien ha manejado muy bien los hilos en el avance dramático de las situaciones del relato, igual los controla en esta pelea final, por más inverosímil que deba presentarla, donde solo predomina la destrucción.

La dirección de actores es muy buena, porque los cinco jóvenes encarnan muy bien a sus personajes, sobre todo en los momentos de sus dilemas: son adolescentes enfrentados a decisiones de gente grande y deben enfrentarse a sí mismos para ser lo que nunca buscaron, solo fueron escogidos.

No sucede igual con la dama mala del caso (se llama Rita Repulsa). Los Power Rangers se merecían un enemigo o una enemiga de mejor calado. También estorba tanta canción a lo largo del filme, pero es cuestión de cerrar los oídos si no son del gusto de uno (la verdad, eso hice yo). Ah, y no olviden quedarse hasta el final-final de los créditos, porque es cuando sale la secuencia propia de estos filmes, aquella que anuncia de qué va la película que sigue.

Que disfruten de esta aventura en su génesis.

FICHA TÉCNICA

ESTADOS UNIDOS,2017

GÉNERO: Fantástico

DIRECCIÓN: Dean Israelite

ELENCO: Dacre Montgomery, RJ Cyler, Naomi Scott, Becky G, Ludi Lin

DURACIÓN: 123 Minutos

Etiquetado como: