En el Club de los Perdedores existe la posibilidad de recuperar la autoestima, pero hay que vencer a Pennywise

Por: William Venegas 10 septiembre

En cualquier película de terror, parte del género fantástico, lo indispensable es su parte oculta, secreta o enigmática y esto lo maneja bien un filme comercial de buen tejido como lo es Eso ( It, 2017), dirigido de manera exitosa por el argentino Andrés (Andy) Muschietti, nacido hace 44 años en Buenos Aires.

El mérito de Eso viene desde el guion, firmado por Chase Palmer y Gary Dauberman, según la conocida novela de Stephen King. La película se presenta como de terror; pero, sin renunciar a ello, juega más con el concepto del miedo, ese recelo humano a lo desconocido o a aquello que lo mortifica.

Más bien, cuando la película Eso le hace guiños al terror propiamente dicho, se afinca en el terreno tradicional de los sustos, a punta de golpes de imágenes, golpes de sonido o ambos a la vez (esto es más común). Eso sí, hay que aceptar que –en Eso – tales momentos resultan por encima de lo que vemos tradicionalmente.

Su problema es el abuso de secuencias de ese tipo, porque es bueno el culantro, pero no tanto. Aún más, por andar de “asustona”, la trama del filme deja algunas secuencias sueltas, o sea, que debieron cerrarse durante la película y no dejarlas para la secuela que viene.

El paso de unos niños | A LA ADULTEZ MARCADO POR UN PAYASO MALÉVOLO. ROLA PARA LN
El paso de unos niños | A LA ADULTEZ MARCADO POR UN PAYASO MALÉVOLO. ROLA PARA LN

Con todo y todo, los “sustos” no le hace mella a lo sustancial del filme, a los conceptos que ahí se manejan, donde aparece la crítica velada o no tan sugerida a las debilidades de un estilo de vida propio de Estados Unidos.

De esa manera, vivimos la solidaridad de ciertos niños marginados y discriminados por distintas razones en el ámbito social (la escuela, la calle, el hogar). Sucede en un pueblo del estado de Maine como espejo del país entero. Ellos se llaman a sí mismos “El Club de los Perdedores”, lo que los define con exactitud.

Unos viven la humillación provocada por los niños mayores y matones de la escuela, otros la sufren por el color de su piel (negros), la niña por ser acosada de manera libidinosa por su papá, otro por sufrir la transmisión de las depresiones hipocondríacas de la madre, en general por la opresión de hogares desequilibrados.

En “El Club de los Perdedores” si hay algo que los une es el miedo, sobre todo cuando en el pueblo se presenta una serie de muertes extrañas de personas jóvenes. El filme sabe reproducir esas neurosis con notables imágenes y con diálogos muy bien planteados.

Cuando los niños se unen para acabar con sus temores y enfrentarse a una entidad maligna, la solidaridad se establece como bloque sustancial frente al individualismo muy estadounidense. Los niños rompen este esquema y se unen por encima de sus diferencias.

Valientes. | LOS INTEGRANTES DE EL CLUB DE LOS PERDEDORES DEMOSTRARÁN AL PUEBLO QUE NO SON TAN FRÁGILES. ENFRENTARÁN AL PAYASO ASESINO. CORTESÍA DE ROLA
Valientes. | LOS INTEGRANTES DE EL CLUB DE LOS PERDEDORES DEMOSTRARÁN AL PUEBLO QUE NO SON TAN FRÁGILES. ENFRENTARÁN AL PAYASO ASESINO. CORTESÍA DE ROLA

Esta parte conceptual es lo mejor de la película y se siente la importancia que quiere darle el director Andy Muschietti, cuando le dedica las mejores virtudes. En ello, hay una esforzada e inmejorable dirección de actores.

La atmósfera encuentra en música, fotografía y efectos visuales las relaciones que ayudan a la coherencia interna del filme. Por lo demás, el “malo” de la película es un payaso llamado Pennywise, pero aterra más la casa de la calle Neibolt, que viene a ser el “campo narrativo” de la película.

En todo caso, no es del payaso lo que más quiero escribir. He preferido tomar lo mejor: el misterio del miedo, sobre todo yo que –lo confieso– mi peor miedo es sentir miedo por nada, lo que me sucede.

ESO

Título original: It

Estados Unidos, 2017

Género: Fantástico

Director: Andy Muschietti

Elenco: Bill Skarsgård, Jaeden Lieberher

Duración: 135 minutos

Cines: Cinépolis, CCM, Nova, Cinemark, Citi

Calificación: CUATRO ESTRELLAS ( * * * * ) de cinco posibles

Etiquetado como: