La historia de un personaje de ficción, la Mujer Maravilla, recreada desde la vida de su creador: el Dr. William Marston

Por: William Venegas 19 noviembre


José Ortega y Gasset escribió en su libro La rebelión de las masas que sorprenderse o extrañarse es comenzar a entender; sin embargo, me es difícil juzgar la conducta adictiva y hasta grosera de algunos fanáticos de los superhéroes que, ahora, nos llegan con distintos filmes.

"Cine polémico desde su tema, destaca como buen filme con otra Mujer Maravilla

Me sorprendo, me extraño, pero no entiendo sus reacciones. Esta vez, me intriga ver los buenos resultados en taquilla de filmes como Mujer Maravilla (2017) y ahora de La Liga de la Justicia (2017), pero no así con la muy buena película que relata el origen de dicha supermujer mientras revela la historia de su autor y de los acontecimientos que lo rodearon.

La película a la que me refiero tiene un largo título: El profesor Marston y la Mujer Maravilla (2017), realizada por la directora Angela Robinson. La trama comienza con el juicio que se le hace al profesor y psicólogo William Marston, en 1947, cuando grupos organizados de católicos querían prohibir la publicación de dicha historieta o cómic.

Esto obliga al doctor Marston a contarle al jurado todos los eventos que lo llevaron a crear la figura de la Mujer Maravilla (él escribía las historietas y las dibujaba, mejoradas luego por una casa editorial). También se le considera el padre del detector de mentiras. Lo más interesante: la Mujer Maravilla no salió de la nada, sino de una relación poliamorosa. Explico.

El doctor Marston era exitoso profesor de la Universidad de Harvard, junto con su esposa Elizabeth. Para unos experimentos, él contrata a una estudiante, Olivie Byrne, de quien se enamora, solo que Olivie lo hace de Elizabeth, hasta que los tres deciden irse a vivir juntos y establecen una familia que deviene “escandalosa” para los sectores más conservadores.

Rebecca Hall y Bella Heathcote son las partes de la Mujer Maravilla
Rebecca Hall y Bella Heathcote son las partes de la Mujer Maravilla

Pues sí, de ese contexto es que nace la legendaria Mujer Maravilla. Creo que más bien les he contado bastante argumento, pero no daña hasta aquí, les toca a ustedes ver cómo es ese proceso mediante las dos situaciones escénicas que ofrece la película: el doctor Marston ante el escrupuloso juzgado religioso, por un lado, y la relación del importante triángulo de amor, por otro.

Por cierto, en la transición de secuencias de esas dos situaciones es donde más falla la película. En todo caso, el filme es algo más que la génesis de la heroína mencionada. Esta película nunca es tan superficial y nos permite adentrarnos en importantes temáticas que saltan durante la narración: ciencia, religión, relaciones sociales de pareja, sexo, política, educación y liberación femenina.

No es poco, y todo ello con la extraordinaria actuación de Rebecca Hall. Como la esposa Elizabeth, ella le da fuerza dramática a la película y hace que sintamos al actor protagonista en segundo plano: se trata del histrión Luke Evans (como Marston).

La más flojita del triángulo es la actriz Bella Heathcote. Es interesante ver cómo El profesor Marston y la Mujer Maravilla defiende la presencia de nuevas ideas y cómo asume que las mujeres son algo más complejo que el perfil metahumano de una fémina con superpoderes y amazónica. No se pierdan esta película y admiren también su dirección de arte.

Ficha
  • Título original: Professor Marston and the Wonder Women
  • EE. UU., 2017
  • Género: Drama
  • Dirección: Angela Robinson
  • Elenco: LukeEvans, Rebecca Hall, Bella Heathcote 
  • Duración: 108minutos
  • Cine: Magaly
  • Calificación: CUATRO ( * * * * ) de cinco posibles