Carrera fructífera Es un histrión que se ha empeñado en la excelencia desde joven y, cuando tuvo éxito, no se conformó

 24 noviembre, 2014

El mercurio de Chile /GDA El actor, quien acaba de cumplir 40 años, ha construido una carrera sin permitir que lo encasillen. La suya es una de las trayectorias más fructíferas y versátiles de las últimas dos décadas.

Tiene cinco nominaciones al Oscar y ha trabajado con los mejores directores, pero además, hoy en día, es prácticamente la única estrella que puede convertir una película que protagoniza en un éxito de taquilla, sin necesidad de que sea parte de una franquicia. Sus dos últimos filmes, El gran Gatsby y El lobo de Wall Street , superaron los 350 millones de dólares de recaudación mundial.

Empeño Más allá de su talento, parte del secreto es una determinación de hierro que viene desde la adolescencia. Se crió pobre en un barrio bajo de Los Ángeles, que él ha descrito como salido de la película Taxi Driver .

DiCaprio es hijo único. Sus padres se divorciaron cuando él era muy pequeño, y su mamá, de origen alemán, lo crió sola.

Inconforme.DiCaprio ya era una superestrella tras aparecer en Titanic , pero su norte no fue seguir buscando la fama, sino trabajar con los mejores.Archivo
Inconforme.DiCaprio ya era una superestrella tras aparecer en Titanic , pero su norte no fue seguir buscando la fama, sino trabajar con los mejores.Archivo

Su deseo de ser actor vino después de sufrir una golpiza en el colegio. Tenía 15 años y le rogó a su mamá que empezara a llevarlo a audiciones, y así escapar del sistema público de educación.

Su trabajo llamó la atención por primera vez en la serie Cómo duele crecer , donde estuvo entre 1991 y 1992. Eso bastó para que los directores de cine lo empezaran a llamar. Después de un olvidable paso por Critters 3 , DiCaprio tuvo su verdadero debut protagonizando junto a Robert De Niro el drama Mi vida como hijo , seguido por el rol que le dio su primera nominación al Oscar en ¿A quién ama Gilbert Grape? (1993).

Desde ese momento, se esforzó por hacer roles distintos. En 1995 fue un cowboy mimado en Rápida y mortal , un drogadicto en Diario de un rebelde y el poeta homosexual Arthur Rimbaud en Total eclipse . Después vino el héroe trágico y galán adolescente en Romeo + Julieta y Titanic .

Habría sido fácil aceptar el inmenso éxito y la ola de papeles en la misma línea que le ofrecieron; pero, con mucha visión, DiCaprio se propuso escapar de esa imagen. Hizo Celebrity , con Woody Allen, y La playa , con Danny Boyle, ninguna muy exitosa.

Fue solo cuando comenzó su prolífera alianza con Martin Scorsese en Pandillas de Nueva York (2002) que se convirtió en una verdadera estrella de Hollywood.

Proactivo A diferencia de otros actores de su talla, DiCaprio no espera que le ofrezcan los papeles; él mismo contacta a directores que le gustan. Desde Titanic siempre elige con quién trabajar y no tiene problemas en audicionar. Así lo hizo, por ejemplo, para Django sin cadenas .

¿Cómo entonces es que no ha logrado un Oscar todavía? Teorías hay varias. La mayoría de ellas apuntan a la mala suerte: siempre está nominado cuando hay otro candidato más fuerte. Vanity Fair escribió un extenso artículo donde atribuían la razón a que DiCaprio es demasiado cool y que, tal como otros íconos descritos así –Cary Grant, Richard Burton, James Dean–, es posible que sea siempre ignorado o que, como Paul Newman y Humphrey Bogart, reciba una estatuilla pasados los 50 años.

Etiquetado como: