Con el tributo musical ofrecido por Lady Gaga, en el escenario del Óscar, el mundo celebró los 50 años de La novicia rebelde y el encanto de su excelsa protagonista

Por: Alexánder Sánchez 2 marzo, 2015

Julie Andrews recibió un poco de su propia medicina. En la ceremonia de los premios Óscar, cuando Lady Gaga hizo un collage de temas de La novicia rebelde ( The Sound of Music , 1965), la diva de 79 años comentó conmovida: “realmente me calentó el corazón”.

Eso fue lo que hizo Andrews en el cine, llenar de calor y fantasía el alma. Para ser justos no solo calentaba, sino que hacía hervir el corazón.

Lo hizo durante años y en forma sostenida con su participación protagónica en Mary Poppins (1964), por la que ganó el Óscar a mejor actriz, pero reconfirmó su ángel con La novicia rebelde , un filme que este año apaga 50 velitas y al que la Academia rindió tributo en la voz de una Gaga transformada.

Fantasía musical. | PÓSTER COLORIZADO DE LA PELÍCULA LA NOVICIA REBELDE ( THE SOUND OF MUSIC , 1965).ARCHIVO
Fantasía musical. | PÓSTER COLORIZADO DE LA PELÍCULA LA NOVICIA REBELDE ( THE SOUND OF MUSIC , 1965).ARCHIVO

Valía la pena el show de Gaga, claro que sí, pues estamos hablando de uno de los musicales fílmicos más importantes y exitosos de la historia.

En su estreno, La novicia rebelde , de Robert Wise, fue vista con recelo por la crítica pero bendecida con una generosa taquilla y coronada con cinco premios Óscar: mejor película, mejor director, mejor montaje, mejor banda sonora y mejor sonido.

Los expertos la tildaron de “empalagosa”, pero la gente de la época amaba eso.

Los números no engañan, según el sitio Box Office Mojo , la cinta recaudó en las butacas $158 millones. En la actualidad, por factor inflación, el anterior dato equivaldría a la astronómica suma de $1,182 millones.

Aunque por este filme Andrews no revalidó el Óscar conseguido en Mary Poppins , aunque sí el Globo de Oro, la cinta de Wise demostró mayor valía que la famosa cinta de la niñera voladora.

“La película tiene varios puntos fuertes y uno de ellos era Andrews. En ese momento estaba en el pico de su carrera cinematográfica y musical. Si a Andrews la recordamos es por Mary Poppins y este filme”, dijo Gonzálo Montero, de MiButaca Cineclub.

La historia. La novicia rebelde es una adaptación del libro La historia de los cantantes de la familia Trapp , de 1949, y estaba basada en una obra homónima de Broadway.

“Otro punto fuerte del filme, sin duda, era que estaba basado en el exitoso musical de Broadway. Tanto así, que la gente esperó con ansias el filme, había mucha espectativa. Digamos que ese factor incidió para que el filme comenzara con el pie derecho en los cines”, opinó Montero.

La novicia rebelde se ubica en Austria y narra la vida de María (Andrews), una aprendiz de monja que abandona el convento y se convierte en la institutriz de los siete hijos de un militar retirado, el capitán Georg von Trapp.

Para el recuerdo. | EN ESTA ESCENA, DE LA NOVICIA REBELDE , SE VEN LOS VESTIDOS QUE MARÍA (JULIE ANDREWS) LES HIZO “A SUS NIÑOS” PARA IR A UN PICNIC . LA NIÑERA LOS CONFECCIONÓ CON LAS CORTINAS DE LA MANSIÓN, PUES ELLOS NO TENÍA ROPA INFORMAL. ARCHIVO
Para el recuerdo. | EN ESTA ESCENA, DE LA NOVICIA REBELDE , SE VEN LOS VESTIDOS QUE MARÍA (JULIE ANDREWS) LES HIZO “A SUS NIÑOS” PARA IR A UN PICNIC . LA NIÑERA LOS CONFECCIONÓ CON LAS CORTINAS DE LA MANSIÓN, PUES ELLOS NO TENÍA ROPA INFORMAL. ARCHIVO

El señor Trapp, encarnado por el actor Christopher Plummer, es viudo desde hace poco tiempo y su casa funciona casi como un cuartel.Allí todo es rigidez.

Pero claro, para eso llegará María, quien consigue devolver la alegría a los niños y ganarse su respeto y cariño.

“Además de entablar amistad con los niños, se enamorará del capitán, que está a punto de casarse con la baronesa Schroeder (Eleanor Parker)”, dice la sinopsis oficial del filme.

Drama. El contexto de La novicia rebelde es la Segunda Guerra Mundial, elemento que para los conocedores le agregó valor e interés a una película que, a simple vista, sería solo un musical romántico.

Está claro que no solo había sabores dulces en la película. De hecho, en España, la cinta se tituló Sonrisas y lágrimas.

“Bonito musical en el que, como indica su título, hay tiempo para reír y para llorar"”, escribió sobre la obra Fernando Morales, del diario El País de España.

¿Cómo no iba a existir angustia en el filme?; los hechos de la película suceden pocos meses antes de que Austria fuera anexionada a la Alemania de Hitler.

“Además del romance y la música, el contexto de la guerra le agrega tensión y suspenso a la cinta”, explicó Montero.

“La parte donde huyen de los nazis, la huída, en la que parece que los van a capturar, en fin, eso agrega valor”, agregó.

Melodías de oro. Cuatro. Ese fue el número de melodías de La novicia rebelde que Lady Gaga cantó en la gala de los Óscar.

Gaga cantó The Sound of Music , My Favorite Things , Edelweiss y Climb Every Mountain .

Fue apenas una probadita, pues el sound track y banda sonora del filme –premiado por la Academia–, tiene 29 composiciones.

“La música de La novicia rebelde es una excelente composición en todos los sentidos. Tiene piezas que se han inmortalizado y que han sido intepretadas por varias generaciones, incluso para fines pedagógicos”, aseguró Edín Solís, integrante de Éditus y quien además trabajó en la bandas sonora de Cartas a Elena.

En la actualidad, | JULIE ANDREWS TIENE 79 AÑOS DE EDAD.ARCHIVO
En la actualidad, | JULIE ANDREWS TIENE 79 AÑOS DE EDAD.ARCHIVO

La música de todas las canciones de La novicia rebelde fueron obra de Richard Rodgers y las letras de Oscar Hammerstein II. Los pasajes instrumentales, por su parte fueron adaptados por Irwin Kostal, quien se llevó la estatuilla a mejor banda sonora.

“Se trata de melodías muy frescas, muy bien construídas. Se combinan bien con los demás elementos del filme. Hay que recordar que la banda sonora, a parte de las canciones, es la que aporta todo el aspecto emocional, completa el discurso”, agregó Solís.

En resumen, que cinco décadas después de su estreno la estrafalaria de Lady Gaga afinara como diosa su garganta, se pusiera fina y cambiara la carne roja por un vestido de princesa no es una casualidad: el tributo a la película merecía todo eso y más.

En La novicia rebelde , la exquisita música, un romance en medio de la guerra, un elenco brillante y el impulso de un exitoso musical, se confabularon para hacer una película inmortal.

Con la piel de gallina y tras recibir una fenómenal y sentida ovación en el escenario del Óscar, Julie Andrews comprobó el seductor y imperecedero alcance de su inovidable musical.

Collage musical de película

Lo que Gaga cantó en el Óscar

The Sound of Music

Descripción: Esta pieza se escucha en las primeras escenas de la La novicia rebelde. Julie Andrews, como María, se ve cantándola feliz en las montañas de austriacas.

My Favorite Things

Descripción: Cuando las tormentas asustan a los niños, nada mejor que cantar una canción. Con esta melodía, en el filme, María traquiliza a los pequeñines de la familia Von Trapp.

Edelweiss

Descripción: Julie Andrews no es la única que canta en la película. Christopher Plummer, en el papel del capitán Von Trapp, interpreta esta canción a sus hijos. Eso sí, él fue doblado en esa escena.

Climb Every Mountain

Descripción: Es un error ocultar los sentimientos por alguien. La monja superiora (Peggy Wood) dedica esta canción María, para que no se olvide del capitán Von Trapp