Película desata la polémica pero es sensación en la taquilla

Por: Manuel Herrera 20 enero, 2015
Francotirador, basada en la autobiografía de un miembro del cuerpo de élite Navy Seals encarnado por Bradley Cooper –quien compite por mejor actor– recaudó $90,20 millones entre el viernes y el domingo.
Francotirador, basada en la autobiografía de un miembro del cuerpo de élite Navy Seals encarnado por Bradley Cooper –quien compite por mejor actor– recaudó $90,20 millones entre el viernes y el domingo.

Todo sacrificio tiene una recompensa, reza un popular refrán. En esta ocasión el favorecido fue Bradley Cooper.

El popular actor debió engordar 20 kilos para su papel protagónico en la película American Sniper (Francotirador), rol que le valió una nominación al Oscar en la categoría de mejor actor.

Cooper varió su dieta para encarnar a la leyenda Chris Kyle, quien entre 1999 y 2009 mató al menos a 150 insurgentes en Irak como miembro de la unidad élite SEAL de la Marina de Estados Unidos.

El intérprete mantuvo una dieta diaria de 8.000 calorías, cuatro veces más de la cantidad recomendada, según reveló a la revista People, el guionista y productor del filme Jason Hall (también nominado en la categoría de mejor guion adaptado).

"Estaba comiendo cada 55 minutos o algo así, unas 8.000 calorías diarias", contó Hall.

Bradley también fue obligado a ganar músculo con duras sesiones de entrenamiento de cuatro horas diarias.

"Usó su propio entrenador. Creo que entrenaba cuatro horas cada día. Quería conseguirlo de manera natural, no quería usar hormonas, esteroides, ni nada. Era muy disciplinado y se llevaba a su entrenador allí donde fuera", continuó el guinosta.

El actor ya había comentado su decisión de no utilizar estimulantes para alcanzar las medidas que su personaje le exigía.

"Lo hice de forma natural. Llevo sin beber 10 años y no quería tomar nada. Tuve una conversación muy realista: ¿puedo hacer esto de manera natural en tres meses? ¿Puedo ganar 15 kilos de músculo? No sabía si lo podría hacer o no. Gracias a Dios, por suerte, mi cuerpo reaccionó rápido", contó Bradley a la revista Vanity Fair.

American Sniper fue dirigida por Clint Eastwood. El largometraje está nominado en seis categorías de los premios de la Academia (mejor película, mejor actor principal, mejor guion adaptado, mejor edición, mejor edición de sonido y mejor mezcla de sonido).

El éxito del filme también hace eco en la taquilla de Estados Unidos desde su arribo (en forma oficial este fin de semana). En cuatro días la película recaudó $105 millones en su estreno en Estados Unidos y Canadá, cifra que significa un récord.

Ácidas críticas. Pese al éxito, American Sniper no se ha escapado de las críticas. El productor, director y activista político estadounidense Michael Moore dijo que la película es de mal gusto, principalmente por la forma de romanticismo que se emplea en torno a la figura del francotirador.

"Mi tío fue asesinado por un francotirador en la Segunda Guerra Mundial. Nos enseñaron que los francotiradores son unos cobardes. Te dispararán por la espalda. Los francotiradores no son héroes", escribió en su Twitter Moore director de célebres documentales de denuncia.

Otra que se ha unido a las críticas es la política Sarah Palin y el comediante Seth Rogen.

Usuarios en redes sociales también se unen a las críticas. "Por favor no vayan a ver American Sniper. Es propaganda para promover y normalizar la islamofobia", decía una de las usuarias en Twitter.