31 agosto, 2014

Venecia. AP El recuerdo del actor Robin Williams, fallecido el 11 de agosto, estuvo ayer presente en el Festival de Venecia gracias a Barry Levinson, quien le dirigió en Good Morning Vietnam y que lo definió como brillante y sensible.

Levinson, quien presentaba fuera de competición el filme The Humbling , aseguró durante una rueda de prensa, que Williams era una persona comprometida con su trabajo y que constantemente hacía propuestas e improvisaciones con las que conseguía implicar al resto de los actores.

“Tenía una enorme pasión hacia las personas y era un ser humano extraordinario”, añadió.

En la película Good Morning Vietnam el actor Robin Williams interpretaba a un DJ de las fuerzas aéreas de Estados Unidos que llega a Saigón para entretener a los soldados.

Etiquetado como: