11 febrero, 2015

Criticado. El popular presentador de la cadena de televisión estadounidense NBC Brian Williams no fue víctima, como dijo, de un ataque aéreo en Iraq, pero sí sufre ahora un bombardeo de críticas que amenazan su carrera y la credibilidad del informativo líder en audiencia de EE.UU.

La credibilidad del periodista del noticiero líder de Estados Unidos se vino al suelo. Williams renunció de forma temporal al puesto de presentador. Archivo
La credibilidad del periodista del noticiero líder de Estados Unidos se vino al suelo. Williams renunció de forma temporal al puesto de presentador. Archivo

Así lo dieron a conocer medios internacionales como BBC Mundo y The New Yorker .

Williams anunció el sábado que renunciaba temporalmente a su puesto como presentador del noticiero estrella de NBC, tan solo unos días después de admitir que, en contra de lo que sostuvo en varias veces, el helicóptero en el que viajaba en Iraq en el 2003 no había sido alcanzado por lanzagranadas, sino que seguía a una aeronave que resultó impactada.

La confesión, a la que se vio forzado después de que un ingeniero que viajaba en el helicóptero atacado cuestionase en Facebook su testimonio, ha originado un meticuloso escrutinio sobre su carrera. “No sé qué me pasó por la mente que me hizo confundir una aeronave con la otra”, dijo al disculparse públicamente el miércoles, ocasionando más furia y críticas en redes sociales.

Pero lo de Iraq no fue el único capítulo dudoso en su carrera.

En 2005, por ejemplo, aseguró haber visto un cadáver flotando frente al hotel en el que se alojó en Nueva Orleans tras el huracán Katrina y por cuya cobertura informativa NBC ganó un premio. La gerente del Ritz Carlton, hotel donde se se alojó Williams, sostiene que ni ella ni ninguno de los empleados del hotel vio ningún cadáver como dijo Williams.