El mandatario solicitó a todas las celebridades de los Grammy y a sus fans a firmar un compromiso contra la violencia en la web ItsOnUs.org

 8 febrero, 2015

El presidente de EE.UU., Barack Obama, hizo acto de presencia en la 57 edición de los premios Grammy con un vídeo grabado en el que envió un mensaje contra la violencia doméstica.

“No está bien y debe acabar”, dijo al respecto. “Está en nosotros, en todos nosotros, crear una cultura donde la violencia no es tolerada, donde los supervivientes son ayudados y donde todos los jóvenes, hombres y mujeres, pueden llegar tan lejos como su talento y sus sueños les lleven”, añadió.

“Los artistas tienen un poder único para cambiar las mentes y las actitudes, para hacernos pensar y hablar acerca de lo que importa”, indicó el mandatario.

“Todos nosotros en nuestras propias vidas tenemos el poder de dar ejemplo”, agregó.

Obama solicitó a todas las celebridades de los Grammy a firmar un compromiso contra la violencia en la web ItsOnUs.org y les animó que, a su vez, pidan a sus fans que también lo hagan.

Tras su intervención, apareció en escena la joven Brooke Axtell, superviviente de la violencia doméstica, que se dirigió a toda la audiencia explicando su caso. Para culminar el mensaje, la cantante Katy Perry interpretó la balada “By the Grace of God” .

La campaña “It's on Us” ("Nos corresponde a nosotros") busca concienciar a más estadounidenses sobre el problema de los abusos en las universidades.

Una de cada cinco estudiantes sufren abusos sexuales durante su paso por la Universidad, en general durante sus dos primeros años de estudios, y normalmente a manos de alguien a quien conoce, pero la mayoría de ellas no informan de lo sucedido, según la Casa Blanca.

Katy Perry cantó una de sus canciones más sencillas
Katy Perry cantó una de sus canciones más sencillas "By the Grace of God" vestida de la forma más minimalista.

A continuación Katy Perry, conocida por el barroquismo de sus actuaciones y quien acaba de causar sensación mundial gracias a su pirotécnico show en el entretiempo del Super Bowl, cantó una de sus canciones más sencillas -"By the Grace of God- vestida de la forma más minimalista.

La opinión pública estadounidense ha estado prestando atención últimamente a la violencia doméstica, en parte, debido a algunos abusos vinculados a famosos atletas.

Momentos antes, el rapero Pharrell Williams actuó una versión de su éxito viral "Happy" con el pianista Lang Lang y aprovechó para rendir tributo al movimiento que busca detener la brutalidad policial contra los negros en el país.

Williams representó junto a sus bailarines, que llevaban sudaderas con capuchas negras, el gesto "Hands Up, Don't Shoot" (Manos arriba, no disparen) que ha sido el eslogan de este movimiento.

Etiquetado como: