Experiencia a favor La bailarina ha participado tres veces consecutivas en esta competencia. Desde principio de año, entrena para ganar

Por: Katherine Chaves R. 22 julio, 2014

Costa Rica quiere seguir haciendo historia en mundiales. Esta vez, el país quiere sobresalir en la competencia mundial de salsa World Salsa Open, que se realiza esta semana en Puerto Rico.

La bailarina que representará a los ticos será Lucía Jiménez Beeche, de 25 años, quien participará por tercera ocasión consecutiva en la categoría de solos femeninos.

Tras haber pasado a la ronda finalista en el 2013, Jiménez no tuvo que hacer audición este año. Ella pasó directo a las semifinales, las cuales se disputarán este miércoles en el Hotel Sheraton, en San Juan de Puerto Rico.

Usted puede ver en vivo la competencia a través del sitio web www.salseroboricua.net . La final es el viernes.

La bailarina, quien practicó gimnasia olímpica cuando niña, va con la plena seguridad de que puede ganar el concurso.

¿Cómo llegó el baile a su vida?

Desde los 6 años, yo practiqué gimnasia olímpica. Los entrenamientos eran muy exigentes; la rutina era muy dura. Cuando tenía 14 años, estaba en esa etapa de cambios y sentía que la etapa con ese deporte había culminado. Por recomendación de una amiga del colegio, y porque siempre he sido muy inquieta, me inscribí en una academia de baile. Desde ahí, no he parado.

¿Qué fue lo primero que bailó?

Comencé con el jazz , hip hop y el ballet , los géneros más comerciales. Hace como cinco años fue cuando ingresé al mundo del baile popular y, gracias al entrenamiento que he tenido desde niña, el baile se me hizo más fácil. Me enamoró y por eso me he esforzado mucho al punto de buscar capacitaciones en otros países.

¿A dónde ha ido?

Yo me he tomado el baile de una forma muy seria. Me he capacitado en Nueva York; allí me han ayudado a estilizarlo más y a hacerlo más disciplinado. Desde que me dedico a esto, me entrego de lleno, porque si no entreno duro, mi espíritu no está tranquilo.

”La primera vez que salí del país en busca de capacitaciones fue hace como cuatro años y me fui sin saber con quién iba a entrenar. No hay una universidad que dé salsa; lo único que quedaba era ir a ver qué encontraba por allá”.

A los 21 años, ¿ya tenía claro que se quería dedicar al baile?

Sí, yo estudié carreras profesionales, pero sabía que quería vivir del baile. Cuando le comenté esa decisión a mi familia, ellos me dieron su apoyo al 100%. Sin embargo, no faltó alguien que dijera que me iba a morir de hambre. Estaban preocupados por mí y, hasta la fecha, me preguntan que cómo hago para vivir. Uno tiene que aprender a lidiar con eso, tener un pensamiento positivo y seguir adelante.

En ese tiempo, ¿usted estudiaba en la universidad y bailaba?

Claro. El baile nunca lo dejé de lado. A pesar de que no tenía tiempo para nada, me gradué de honores de las tres carreras que llevé (Relaciones Públicas, Publicidad y Comunicación de Mercadeo). Ejercí durante tres años, más o menos, y bailaba al mismo tiempo.

”Sentía que mi corazón quería bailar siempre y renuncié a mis otros trabajos, porque no me daba tiempo. Siempre he creído que si Dios dio talento, también exige que se sea responsable con ello. Me empecé a dedicar de lleno a esto desde hace como tres años”.

Lucía Jiménez, de 25 años, practicó la gimnasia olímpica en sus primeros años de vida. Foto: Marcela Bertozzi
Lucía Jiménez, de 25 años, practicó la gimnasia olímpica en sus primeros años de vida. Foto: Marcela Bertozzi

¿Se puede vivir bien de esto?

Claro, doy clases de salsa, jazz y latin jazz (género que fusiona lo latino con el jazz ) en varias academias y ando por todo el país dando talleres varios. También, soy directora del grupo femenino llamado Las Divas de Lucía.

”Una semana podría tener de tres a cinco eventos, pero los fines de semana es cuando tengo más presentaciones. Así que se puede vivir perfectamente de esto”.

¿Sueña con tener su propia academia de baile?

Claro, me gustaría, pero es algo que pienso poner en un plazo muy lejano. Doy talleres internacionales (Guatemala, Nicaragua); la mitad del año viajo a Estados Unidos para entrenarme y/o dar talleres. Cuando se tiene un negocio propio, hay que dedicarle tiempo y ahora eso sería imposible.

Lo conoce Esta es la tercera vez que participa en el Mundial.

Sí, yo participo en la modalidad solos femeninos. En la primera ocasión (2012), pasé a las semifinales; en la segunda (2013), ocupé el segundo puesto en mi categoría y esperemos que este año gane.

¿Cuál tipo de salsa se baila en esta competencia?

Salsa en línea. Acá se deben de respetar las reglas a nivel de tiempo musical y se debe ejecutar bien técnica y musicalmente la base.

¿Quién es el rival más fuerte?

Sin duda alguna Puerto Rico. Por ejemplo, la categoría en la que participo se abrió hace cuatro años y siempre han ganado las puertorriqueñas. Otra potencia es Italia.

¿Cómo se ha preparado para llevarse el primer lugar?

Me fui tres meses a comienzos de año a Estados Unidos para que me pulieran aún más. Voy bien preparada, muy bien preparada.

¿Ha estado presente en otras competencias mundiales?

No, estuve a punto de ir a la que se llama World Salsa Summit, pero me enfermé y no pude ir. Espero que en el 2015 pueda ir a esa y al World Latin Dance Cup.