30 enero, 2013

Mala jugada. Dar vida a un hombre como Steve Jobs no fue una tarea fácil para Ashton Kutcher, ya que el actor de 34 años no solo quiso parecerse físicamente a él, sino que también decidió consumir la dieta que prefería el genio tecnológico.

Kutcher habló con la revista USA Today , en la que reveló que la dieta de frutas, nueces y semillas terminó por provocarle serios problemas en el páncreas.

“En primer lugar, la dieta frugívera puede provocar un desbalance muy fuerte en la salud”, contó el famoso. Él agregó: “Fui a dar al hospital dos días antes de que empezáramos a grabar la película. Estaba muy adolorido”.

El actor dijo que cuando llegó al centro médico lo primero que recordó fue que Jobs murió víctima de cáncer de páncreas.

“La verdad me asusté demasiado. Los dolores eran aterradores y no era para menos porque mis niveles en el páncreas eran absurdos”, explicó Kutcher, a quien veremos en abril en este papel, con el estreno de la cinta Jobs .

Etiquetado como: