En problemas Un juez consideró que la actriz requiere mayor análisis médico. Los padres de la joven solicitan su custodia temporal

Por: Gloriana Corrales 27 julio, 2013

Amanda Bynes, quien llegó a sus 13 años a la fama como estrella de Nickelodeon, deberá pasar dos semanas más internada en un centro psiquiátrico, en el sur de California.

Así lo ordenó un juez el jueves, luego de conocer el parte médico que revela que podría padecer de esquizofrenia.

La actriz, de 27 años , fue sometida a un internamiento involuntario el lunes, luego de que fue hallada por la Policía con un recipiente que contenía material inflamable.

Polémica. Bynes fue arrestada en mayo, luego de que la Policía hallara afuera de su apartamento un bong (pipa de agua) para fumar marihuana. archivo
Polémica. Bynes fue arrestada en mayo, luego de que la Policía hallara afuera de su apartamento un bong (pipa de agua) para fumar marihuana. archivo

Al inicio, la detención sería solo de 72 horas, que es el tiempo estipulado por la legislación californiana para evaluación mental.

Sin embargo, el juez consideró que Bynes necesita un mayor análisis por parte de los médicos.

Medidas legales. Los padres de la problemática actriz acudieron ayer a la corte para pedir la custodia temporal de la joven y de su fortuna, valorada en unos $3,3 millones.

“Estamos profundamente preocupados por que Amanda plantea un riesgo sustancial hacia sí misma, a otros y a su propiedad, basados en los eventos recientes de su vida”, afirmaron este viernes Rick y Lynn Bynes.

Sin embargo, el juez Glen Reiser mostró prudencia ante la petición de los Bynes y dijo que primero desea tener un diálogo personal con la polémica joven.

“Este no es un caso en el que apremia el sentido de urgencia. Las tutelas de las personas y de sus bienes comprometen la libertas y los intereses de la propiedad”, señaló.

Los Bynes aseguran que su hija tiene una grave obsesión con las cirugías plásticas y con la idea de que ella y otras personas sean feas.

Colaboró Jéssica Rojas

Etiquetado como: