Señala que sentencia los obliga a atender deuda por un periodo específica

Por: Lucía Vásquez 19 agosto, 2016
Representantes de Fuerza Roja Unida mostraron su apoyo afuera de Columbia.
Representantes de Fuerza Roja Unida mostraron su apoyo afuera de Columbia.

Tras el anuncio que se dio este jueves de un posible embargo de equipos a la radioemisora Columbia Estéreo, Grupo Columbia asegura que no buscaría a un acuerdo extrajudicial con la Asociación Costarricense de la Industria Fonográfica y Afines (Fonotica), aunque este posibilitaría frenar la medida.

El embargo se ejecutaría como parte de un proceso de ejecución de sentencia, producto de un juicio que Fonotica inició inició en 2009, cuando interpuso una denuncia en contra de la emisora Columbia Estéreo y Marcosa S.A. (expropietaria de Radio Puntarenas y de Radio 911).

La denuncia se dio por la falta de pago de derechos a disqueras e intérpretes por reproducción de música en el periodo que va 1.° de enero del 2008 al 11 de mayo del 2009.

Este viernes, Denis Solera, director general de la Asociación de Intérpretes y Ejecutantes Musicales de Costa Rica ( AIE Costa Rica – entidad de gestión colectiva que gestiona los derechos conexos que tienen los intérpretes y ejecutantes musicales costarricenses y extranjeros–) , explicó a La Nación que la solicitud de embargo se hizo a un desinterés de Columbia de llegar a un acuerdo extrajudicial. Sin embargo, aseguró que la radioemisora está dispuesta podrían sentarse a negociar.

Agnes Fajardo, abogada de Grupo Columbia, descartó esa posibilidad.

Representantes de Fonotica y AIE aseguran que han estado intentando llegar a un acuerdo extrajudicial con Columbia para no ejecutar la sentencia, pero no ha sido posible. ¿Por qué?

Es que el acuerdo extrajudicial que ellos están pidiendo es un acuerdo al que no podemos acceder. La sentencia nos obliga al reconocimiento de un periodo que va del 1.° de enero del 2008 al 11 de mayo del 2009, y ellos lo que quieren es que nos brinquemos las reservas, brincarnos todo lo demás y que se les pague voluntariamente por el resto de la vida.

Según el vocero de AIE, con Marcosa S.A. (empresa también demandada) sí se pudo llegar a un acuerdo de pago.

En el caso de Marcosa, ellos tendrán sus razones del porqué aceptaron un arreglo en esos términos. Sí existen las reservas, la sentencia es clara en que se condena el pago de solo un periodo.

¿Nunca se dio la reunión para llegar al acuerdo?

Esa reunión no se dio. Esto que estoy conversando es porque ellos lo han comentado en algún momento o porque me han hecho llegar recados con ese sentido.

¿Columbia no llegará a un acuerdo bajo los términos que se plantean?

Correcto. Empecemos por el monto que ellos están pretendiendo cobrar. Eso es desproporcionado, jamás.

Ese es un estimado que está calculando Fonotica, pero el perito es el que definirá el monto.

Sí, pero pidieron el embargo por ese monto. Aunque sea un asunto temporal, el embargo ya lo pidieron sobre ese monto. Nosotros acabamos de presentar hoy la solicitud de revocatoria con apelación al subsidio respecto al monto.

¿Qué sigue para Columbia?

Hoy presentamos ese escrito y la oposición a los costos procesales, pero lo que sigue ahorita es esperar a que el juez resuelva la solicitud que nosotros estamos haciendo llegar hoy. Esta solicitud de revocatoria se establece ante el mismo juez. En caso de que el juez decida no revocar, se va en apelación al superior, que sería el Tribunal Segundo Civil.

¿Esa es la posición final de Columbia?

Correcto, lo que estamos solicitando es que corrija el decreto de embargo.

Etiquetado como: